Argentina: Reforma del Estado III

Reforma del Estado
El gobierno de Argentina anunció una serie de cambios que van a traer la reforma que conllevarán a la mejoras que todos queremos pero (por qué siempre hay un pero) ¿son tan profundos los cambios? o ¿son simplemente reformas sectoriales para que todo siga igual?

¿Se puede escindir una comunidad para mejorarla, cambiando aspectos parciales de la misma, sin que haya articulación entre ellos? Se puede y se hace, pero no se debiera. ¿Qué intento preguntar? ¿Puedo reformar la parte laboral y Previsional sin articular esas reformas con la parte educativa? Sí, pero no estaría haciendo una verdadera reforma. Porque cualquier reforma en lo laboral y previsional repercute en lo educativo. El tiempo que los padres pasan con sus hijos es fundamental para la formación de los mismos.  Se ha comprobado que el 70% de los niños que almuerzan o pasan más tiempo con sus padres no han incurrido al consumo de droga. Islandia es un ejemplo claro, tenían gran consumo de alcohol y droga entre adolescentes, pero los estudios mostraron que la mayor participación en actividades extraescolares y el aumento del tiempo pasado con los padres disminuían el riesgo de consumir alcohol y otras sustancias.

Ejemplo, si se extiende la jornada laboral a diez o doce horas como están pensando eso va a repercutir en la cantidad de tiempo que los padres pasen con sus hijos.  La educación está asentada en tres pilares: Familia, Comunidad y Escuela.

Reforma-del-Estado

La familia es la base de la educación, el diálogo entre padres e hijos es el camino fundamental para la formación de los niños. Ese diálogo tiene que estar asentado en una comunidad responsable de sus miembros, tanto sean adultos, adolescentes como niños.

Cuanto más tiempo pasen los padres, no importa si padre o madre, más posibilidades tendrá el niño o adolescente en no caer en la tentación de la droga. Obvio que no es una regla universal, siempre se puede caer lo mismo por más que los padres estén todo el día encima.  El justo medio, sería también para este tipo de situaciones. 

En los últimos años ante la cantidad de horas que trabajaban los padres, los niños en la mayoría de los casos quedaban al cuidado de los abuelos, aunque no es lo mismo, ya que un abuelo tiene una relación especial con su nieto de gustos y caprichos concedidos. Tampoco se contaría con esa ayuda, ya que la extensión de la edad laboral a los 70 años la haría imposible. Amen que con los sueldos que cobran los jubilados, muchos tenían que realizar trabajos en negro para ayudar al magro salario que cobraban.

Reforma del Estado-

Una reforma previsional que, más allá de las necesidades de la propia persona de tener un descanso en una edad donde pueda disfrutarlo y, no que sea simplemente porque el cuerpo está agotado esperando la muerte. Tiene que tener en cuenta la comunidad y el rol de esa persona dentro de la misma. Reinsertar a la persona mayor en el tejido social como rol educador es fundamental en nuestros tiempos. Pero para eso no necesitamos jubilados destruidos por los achaques de la edad y por la falta de alimentos y medicamentos, necesitamos personas que puedan servir como ejemplo y transmitir su experiencia.

La comunidad juega un rol importante, como ayuda a la familia en la educación,  por el ejemplo y la contención a través de actividades culturales, deportivas y recreativas. Pero cuando el tejido social está dañado porque el 90% de sus miembros están más preocupados porque el que pasa a su lado no lo robe, que el que pasa a su lado no lo mate, la sociedad tiene una división que se va a terminar auto fagocitando. El tejido social roto no puede ser contención de sus individuos. Para reconstruir el tejido social tenemos que reconstruir la familia. Una reforma laboral tiene que ser tal, que permita a la familia pasar tiempo de diálogo entre sus miembros. Una reforma laboral tendría que tener en cuenta que, de la dupla paternal (Padre y Madre) uno de los miembros tiene que estar con los hijos cuando no están en el ámbito escolar, sea el padre o la madre. No sirve reemplazar la escuela por el club, no sirve reemplazar a la escuela con actividades extra curriculares. No son los padres, no son familia. El núcleo de contención de los niños es la familia. No la escuela, no un club.

Una madre y un padre que trabajen los dos más de 10 horas por día son padres ausentes. La educación se deposita exclusivamente en la escuela y la triada educativa se pierde. Y si se rompe el triángulo educativo el que se cae es el niño y el futuro.