Playboy y el cine

playboy marilyn 1 (4)

Murió Hugh Hefner y todos se apresuran a elogiarlo o execrarlo, el polémico editor de Playboy dejó su marca en el mundo

Hugh Hefner, el recién fallecido creador de Playboy ha tenido mucho que ver con la vida de la mayoría de nosotros aunque no nos percatemos de ello o los pacatos quieran ignorarlo.

El erotismo y  la pornografía están presentes en la cultura pop debido en mucho a esta publicación, que desde sus comienzos supo consolidarse jugando con el morbo y la imaginación de miles en todo el mundo, incluidas las mujeres, quienes sin querer (o queriendo) han sabido aprovechar la ventana que representa esta revista acusada por las feministas de sexista e infame.   

Playboy tal vez sea ambas cosas, pero dejó su estela en diversos ámbitos de la vida pública, incluido el cine.

Fue 1953 el año en que Hefner publicó en su primera edición unas fotografías que hizo Marilyn Monroe cuando se encontraba económicamente desesperada.  Y aunque la actriz nunca estuvo contenta con la publicación de esas fotos, podría decirse que la ayudaron a catapultarse como un icono sexual, llevando su imagen al paroxismo de la admiración masculina.

10_portadas_iconicas_de_playboy_de_marilyn_monroe_a_kim_kardashian_478577748_667x1000

Y es que en general, las mujeres que han sido consideradas divas o iconos femeninos de la industria del cine, aunque han basado sus carreras en su talento o inteligencia, también han sabido explotar el poder de su imagen, relacionada indudablemente con el sexo. Con esto colaboró Playboy, ya que se encargó de posicionar a muchas colocándolas en la portada de sus publicaciones.

La revista gozó de tanta popularidad que incluso algunas estrellas del cine que no han vendido jamás su imagen con un cariz erótico posaron para la portada, tal es el caso de Barbra Streisand en la edición de octubre en 1977.

Otra  actriz talentosa, Charlize Theron, posó desnuda para una edición especial y que podemos decir de Kim Basinger, una muy buena actriz, que vendió durante la mayor parte de su carrera su estampa de mujer fatal.

Playboy además de alimentarse de las estrellas del séptimo arte para darle vida a sus páginas, también (y sobre todo) generó un imaginario que ha sido reproducido una y mil veces en el cine.  

La estética femenina recreada en la histórica revista se ha reflejado en un sinnúmero de cintas, además generó una serie de arquetipos que han sido reproducidos por actrices y directores durante años, comenzando por las célebres conejitas.

Luego del descenso del controvertido creador de la revista, muchos se han dedicado a alabarlo y otros a escupir en “su legado”, no me inclino por una cosa u otra, pero creo que nos gusté o no, el fallecido editor generó un universo (real y ficticio) que forma parte de una memoria colectiva en la que estamos inmersos aunque no lo notemos.

Etiquetas