Hoy se conmemora el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil

Esclavitud-infantil

Unos de los hechos que azota de forma especial a países en vías de desarrollo, así como a los industrializados, es el trabajo infantil. Es por ello que las organizaciones no gubernamentales (ONG), declararon el 16 de abril como Día Internacional contra la Esclavitud Infantil.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) establece que todos los niños tienen el derecho a ser protegidos contra la violencia, la explotación y el abuso. Sin embargo, se calcula que 400 millones de menores en todo el mundo son esclavos,de los cuales 85 millones de ellos lo hacen en condiciones peligrosas.

El organismo denomina el trabajo infantil como toda jornada que supera una cantidad mínima de horas, dependiendo de la edad del niño o niña y de la naturaleza del trabajo.

Señala que la agricultura y el trabajo doméstico son los rubros que emplean a mayor número de infantes, abarcan el 59% de los pequeños con trabajos forzosos, es decir 98 millones aproximadamente.

Unicef advierte que la violencia, la explotación y el abuso frecuentemente están a cargo de personas que el menor conoce, incluyendo los padres y madres, otros familiares, cuidadores, maestros, autoridades policiales, agentes estatales y no estatales, e incluso otros niños.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo puntualiza que para disminuir el trabajo infantil hay que invertir en la protección social, centrada en una educación formal. “De no ser así, para el 2020 habrá más dificultades para eliminar las formas de explotación, anuncia la organización.

¿Por qué se conmemora cada 16 de abril?

Las ONG declararon este día, desde 1995, tras la muerte de Iqbal Masih, un joven paquistaní de 12 años, quien fue asesinado mientras conducía su bicicleta cerca de Lahore.

Masih fue vendido cuando tenía cuatro años de edad por sus padres a un fabricante de alfombras por 16 dólares. El menor debía pagar la deuda con trabajo, pero no pudo, porque ésta se incrementaba constantemente por los intereses, por lo que pasó su infancia trabajando en régimen de semiesclavitud.

Al igual que Iqbal Masih, que comenzó a trabajar 12 horas diarias para pagar la deuda familiar, se encontraban madres y niños de otras fábricas. A los 10 años de edad escapó del usurero e intentó cambiar las condiciones laborales de otros niños como él.

Consiguió que el gobierno pakistaní cerrara numerosas empresas de alfombras, y llegó a ser el presidente de la sección infantil del Frente de Liberación del Trabajo Forzado de Pakistán. 

Casualmente, la fecha coincide con el derrumbe de 2013 de la fábrica textil “Rana Plaza” de Bangladesh, un país ubicado al sur de Asia, que tenía ocho plantas en las que trabajaban más de 5 mil personas en condiciones infrahumanas, todas ellas contratadas para la confección de ropa para marcas como Grupo Benetton, The Children’s Place, DressBarn, Mango, Monsoon, Primark y El Corte Inglés.

8 formas de esclavitud infantil

1.- Explotación sexual: 1,8 millones de menores, son obligados a ofrecer servicios sexuales por dinero.

2.- Matrimonio Forzoso: Las niñas y los niños son obligados a contraer matrimonio. Se estima que 100 millones de menores de edad serán obligados a casarse en los próximos 10 años.

3.- Esclavitud doméstica: Estos infantes están más expuestos a todo tipo de violencia.

4.- Trata infantil: El tráfico ilegal de menores de edad genera 24.903 millones de doláres.

5.- Trabajo forzoso en minas: 200 mil menores de África occidental trabajan en minas y canteras de oro.

6.- Trabajo forzoso en la agricultura: 132 millones de niños trabajan en este sector.

7.- Niños soldados: 300 mil adolescentes son usados como fuerza combatiente en las luchas militares.

8.- Trabajo forzoso por endeudamiento: Los niños trabajan para pagar a usureros las deudas familiares.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/SEB