¿Qué ingerimos? Productos alimenticios con sabor a petróleo y plástico

petroleo y plastico

Muchas son las personas adictas a algunos productos alimenticios que su procesamiento es netamente químico.

Aunque parezca increíble, muchos de estos productos son elaborados a base de derivados del petróleo y el plástico y son muy comunes en los supermercados y establecimientos, al alcance de nuestros niños y niñas.

Chips de maíz, papas fritas, tortillas o inflados de maíz saborizados, galletas, sopas instantáneas  y otros bocadillos, así como también los refrescos (gaseosas), son algunos de los productos que son elaborados con elementos químicos que resultan dañinos para nuestra salud.

Derivados del petróleo y el plástico como Carboximetilcelulosa (CMC – utilizado en la industria de alimentos para mejorar la viscosidad o espesura de los alimentos), Glutamato monosódico (GMS – potenciador del sabor, debido a que equilibra, combina y resalta el carácter de otros sabores) y el aspartame (Edulcorante no calórico 150 a 200 veces más dulce que el azúcar utilizado principalmente en bebidas dulces, chicles, productos farmacéuticos, bebidas de frutas y yogures light, entre otros), son algunos de los químicos que día a día se consumen, especialmente nuestros hijos que son los más atraídos por estos productos.

Enfermedades como la diabetes, hipertensión, enfermedades renales, problemas cardiacos, patologías óseas, trastornos neurológicos y cáncer, obesidad, daños cerebrales, son algunos de los daños que estos químicos ocasionan al ser humano.

Tal y como lo publica en la cuenta de la red social de Facebook ‘El pinchi fresa’, El mexicano y médico naturista, Macholat Gonzalez, ha publicado un video que hasta ahora cuenta con 41 millones de reproducciones, explicando sobre el peligro para nuestra salud de consumir estos productos, y donde realiza una serie de experimentos para concienzar a la población a nivel mundial sobre el consumo de estos químicos.

DesdeLaPlaza.com/Rubén Scorche