Ni tan limpios ni tan sucios: según la ciencia, el baño diario podría perjudicar tu salud

el baño diario

La mayoría de las personas nos bañamos a diario, ya sea para relajarnos después de un pesado día de trabajo o para empezar nuestra jornada con energía. Incluso, quien no lo hace puede que no lo admita. Pero resulta que ducharse a diario no es tan buen hábito como se piensa y puede traer algunos problemas para nuestra salud.

La doctora Casey Carlos de la división de dermatología en la Universidad de Califonia, sugiere que ducharnos tanto no es bueno para nosotros pero que es difícil que la gente acepte hacerlo solo cuando se necesita.

Ella explica que la función del jabón en la ciencia del cuidado de la piel básicamente es remover los aceites de la piel. Esto ocasiona que tu piel se ponga seca y aspera, por lo que sugiere solo usar jabón en lugares específicos como la ingle, las axilas y los pies. Además recomienda dejar de usarlo en pecho, espalda, piernas y brazos.

giphy

¿La razón? Nuestra piel tiene la increíble habilidad de limpiarse por sí misma.

Expertos indican que con el baño y especialmente con el uso diario de jabones, la capa córnea, que es la más externa de la piel puede verse dañada. Esta capa cumple una función de protección gracias a una serie de bacterias benignas que combaten las infecciones.

El aseo frecuente de la piel destruye las barreras protectoras como son el manto ácido, hidro-lipídico y corneo, lo cual rompe el mito de las de personas que creen que entre más limpios, más protegidos están contra las bacterias, virus, hongos y otros microorganismos que atacan la piel.

Bañarse diario se podría comparar a exfoliarse la piel diario, las dos cosas dañan tu piel de forma similar. Además la belleza no es excusa pues existen muchas formas de estar limpio y verte impecable todos los días. Un extra es que ahorrarás tiempo y dinero si empiezas a acostumbrarte a este nuevo hábito.

DesdeLaPlaza.com / LDJ