¿Sabes cómo alcanzar un orgasmo anal? Estas 3 técnicas te ayudarán

orgasmo anal

Respecto al sexo anal existen muchos mitos y tabúes, pero lograr un orgasmo mediante la practica de esta técnica sexual es aún más cuestionado.

Según el sitio web sexovida.com, el placer que acarrea el orgasmo anal puede ser tanto físico como piscológico, puesto a que dos anillos musculares llamados esfínteres circundan el orifico rectal y ambos operan de manera independiente, por lo que las sensaciones que se producen al ser estimulados son totalmente distintas.

El esfinter externo se puede tensar y relajar cuando se desee, pero el interno simboliza el dolor y la incomodidad que se genera durante la penetración anal sino se estimula previamente, en consecuencia, la moderación y apropiada estimulación de cada uno de estos músculos son factores determinantes para lograr el orgasmo anal.

Si te gusta el sexo anal y quieres experimentar un orgasmo durante esta experiencia sexual, te presentamos 3 técnicas que pueden ser de gran utilidad.

1. Masaje.

Los masajes son propicios para relajar el sector anal y el resto del cuerpo. Es crucial señalar que el orificio rectal es una de las partes que posee una abundante cantidad de terminales nerviosas, por lo que antes de iniciar con la penetración se recomienda una estimulación previa, como las caricias y algunas palpaciones leves alrededor del anillo externo.

Cabe agregar, que algunas personas pueden lograr un orgasmo anal con solamente estimular el musculo externo del recto.

2. “El beso negro”.

La técnica oral-anal se conoce coloquialmente como “el beso negro” y en términos técnicos como “Rimming”, la idea puede parecer no muy grata para muchas personas, pero lo esencial es que antes de intentarlo es que ambos sientan el deseo para llevar a cabo este método.

No es recomendable que se efectúe de manera directa, sino que se utilice un protector  bucal, a fin de mantener la seguridad, ya que esta zona se caracteriza por la abundancia de bacterias y organismos.

Sin embargo, el uso de la lengua antes de practicar de sexo anal puede arrojar ópimos resultados, pero es primordial emplear este método tomando ciertas precauciones.

3. Penetración

Un opción de antesala al coito, es la penetración con la finalidad de causar una mayor estimulación. Es la segunda fase del masaje, en la que se puede estimular el esfinter interno con el dedo o con algún juguete sexual, empleando las medidas higiénicas pertinentes.

por lo tanto, se recomienda que los movimientos de estimulación sean circulares y lentos para que así se obtenga una mayor respuesta placentera.

Desde La Plaza/Una Lechuza/KC