Desde La plaza » Columnistas » La plaza del placer » Footfetish: pies objetos de deseo

Footfetish: pies objetos de deseo

¿Saben qué es footfetish? Los protagonistas de esta práctica son los pies. Se caracteriza por dar y recibir placer erótico con los pies. Es una práctica sexual que consiste en conseguir la excitación sexual y el logro del orgasmo gracias a la interacción con los pies. Un fetichismo que cada día cuenta con más seguidores. Esta parafilia es también conocida como podofilia. Es uno de los fetichismos más comunes en los varones.

Un fetichista de pie puede ser sexualmente excitado al ver, tocar, acariciar, chupar, oler, lamer o besar los pies de otra persona. Existen también fetichistas que disfrutan castigando los pies de sus parejas. Además, los fetichistas de pies disfrutan practicando con sus parejas la técnica llamada footjob, es la masturbación utilizando los pies, eleva a un grado más erótico las caricias realizadas con los mismos. Para un fetichista, la simple visión de los pies desencadena un proceso de sensaciones sexuales agradables y muy estimulantes. El fetichista conoce el punto exacto que debe tocar en cada momento siguiendo la ruta erógena del pie: los tobillos, el arco, las zonas entre los dedos.

Pero, qué hay desde los tobillos a la punta del dedo gordo: 26 huesos, 33 articulaciones, un centenar de músculos y una inquietante malla de infinitas terminaciones nerviosas que tienen conexión directa e inmediata con los centros del placer del cerebro. No es necesario hablar de fetiche para saber que un masaje en ellos nos eleva a un estado de bienestar general y a unos niveles de excitación únicos.

Una práctica ancestral en la cultura oriental, en Japón, las geishas cerraban sus masajes succionando el pulgar de sus clientes, simulando una felación que podía provocar orgasmos explosivos.

Últimamente, países como Brasil, Estados Unidos, España e Inglaterra, han creado clubs privados que celebran las famosas fiestas footfetish, con modelos contratadas para la ocasión y precios solo al alcance de algunos bolsillos. En España se encuentra el ateneo de fetichistas, que reúne a personas que rinden adoración a los pies.

En ocasiones, el fetichista toma nota de la reflexología podal, que le indica el modo preciso de tocar, acariciar o presionar, pero lo más importante es que cada uno explore su cuerpo y descubra sus áreas erógenas exclusivas.

Como sucede en mucha parafilias, mientras el objeto se utiliza como algo externo y complementario a la relación y con el consentimiento de los participantes, puede jugar un papel de diversión y variante sexual; pero si el fetiche es el único medio para lograr la satisfacción sexual se requiere ayuda profesional.

Orientadora en sexología
@RinaMoralesMera
Rina Morales

Rina Morales

Consulta - Asesoría área de sexología y derechos sexuales y reproductivos. Invitada como especialista en área de sexología y derechos sexuales y reproductivos en diversos medios de comunicación social en Venezuela