Desde La plaza » PODER » Los que se quieren ir del país que aprovechen la cola con los hijos de Allup

Los que se quieren ir del país que aprovechen la cola con los hijos de Allup

Últimamente en Venezuela, muchas personas han pasado por el desagradable momento de despedir a sus seres queridos que toman la decisión de aventurarse y dejar su terruño, con el objeto de buscar otras oportunidades en el exterior por múltiples factores.

Según los aventureros, el factor principal, y el que está de moda para salir del país, es por la ‘crisis económica’, factor que ha logrado hacer perder el poder adquisitivo de los venezolanos.

Ahora bien, conociendo lo elevado que están los precios de los boletos aéreos, para los destinos internacionales más buscados por estos mochileros, entre los que figuran, Miami, Panamá, Perú, Chile y Argentina, sumado a eso, la difícil posibilidad de adquirir dólares por el sistema cambiario legal, obligando a los viajeros a adquirirlos bajo el sistema ilegal, a una elevadísima cantidad de bolívares por cada dólar, ya que como es de pensar, llegar a un lugar desconocido sin tener ni un centavo de dólar en el bolsillo, hace más complicada la situación, por esto, nos preguntando ¿Cómo aún hay venezolanos que se van del país?

Muchos, sin embargo, cumplen su cometido y terminan en otras tierras, haciendo cosas, y ejerciendo oficios que jamás pensaron, ni soñaron, ni estuvieron dispuestos hacer en Venezuela.

Pero quienes no se quedaron atrás, y decidieron imitar este voraz y masivo comportamiento, fueron nada más y nada menos, que los hijos del diputado y ex presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup.

En estos últimos días, varios medios nacionales, dieron cobertura y reseñaron como una gran noticia, anunciando que los tres hijos del parlamentario, Rodrigo, Ricardo y Reinaldo, saldrían del país en busca de nuevas oportunidades. ¿Será que es la primera vez que estos tiernos y tranquilos niños salen de Venezuela?

La madre de las criaturas y la esposa de Allup, Diana D’Agostino, hacía pública una fotografía, donde hacía mención al respecto, en su cuenta de red social Instagram.

También D’Agostino publicaba en su cuenta de twitter una frase esperanzadora para todas aquellas madres que han visto partir a sus hijos fuera de nuestras fronteras.

Seguramente, y no cabe la menor duda, que estos muchachos, tendrán el mismo destino de muchos venezolanos, que decidieron migrar al exterior con unos cuantos (en algunos casos sin nada) centavos de dólar en el bolsillo, y que terminarán en algún restaurante, limpiando los retretes, y baños, trabajando horas y horas sin descanso, para luego ir hacer las grandes colas para adquirir alimentos, en una de estas asociaciones benéficas llamadas ‘Farm share’ que al español significa ‘granja de cuotas’, donde regalan productos alimenticios a las personas de escasos recursos y más necesitados.

Seguramente estos hijos de mama y papá, sufren los desmanes de esta crisis económica, donde no han podido estudiar ni comer bien, donde seguramente estarán cansado de hacer las largas colas para adquirir los alimentos de primera necesidad, donde su miserables sueldos (si trabajan) o su modesta mesada no les alcanza para cumplir sus modestos caprichos.

¡Y sí!, seguramente Diana D’Agostino se sentirá ‘preocupada’ como todas esas madres, como ella lo menciona en su cuenta de instagram, por lo que será el destino de sus ‘polluelos’ en el exterior, sin dinero, sin casa donde llegar, sin trabajo, y sin empleo.

¿Llegarán a limpiar pisos?

Con respecto a si llegará a otras tierras sin empleo, la Tabla en su sitio web, publicó, que uno de los tres hijos de Ramos Allup y D’Agostino, específicamente el hijo menor, Reinaldo Ramos D’Agostino, de 24 años, es socio de un grupo empresarial dedicado a la construcción y a la ingeniería, que entre 2009 y 2010 mantuvo contratos con la firma brasileña de obras públicas, Norberto Odebrecht, envuelta actualmente en un escándalo por el pago de comisiones en varios países latinoamericanos.

Pero eso no es todo, Reinaldito, ahora figura como socio de una compañía registrada en 2015 en el estado de Florida EEUU, junto con otros tres venezolanos. La firma, denominada Caribbean Master LLC, fue inscrita con la identificación L15000098361 el 4 de junio de 2015 y está domiciliada en el 2930 NW 108th, de la ciudad de Doral, un centro urbano donde se concentra una buena parte de la comunidad venezolana autoexiliada en Estados Unidos.

Los otros tres asociados de Reinaldito son, Carlos Enrique Chiandussi Sanchez, Jesus Manuel Sanchez Marquez y el contador Daniel Céspedes Mata. Llama la atención el hecho de que el primero de los mencionados es accionista y director de la compañía Constructora ‘Ch-Alvárez’, domiciliada en Caracas, Venezuela, la cual fue contratada por la firma de origen brasileño Odebrecht en al menos dos oportunidades.

Por último, y no menos importante, otro datico es que el hijo mayor de Ramos Allup, Rodrigo, es el vicepresidente administrativo de D’Agostino & Co, empresa propiedad de su tío Francisco D’Agostino dentro de Dayco, el conglomerado familiar (por el lado materno) que tiene líneas de negocio en construcción, finanzas y telecomunicaciones, entre otras.

Francisco, quien está casado con una de las hijas del banquero Víctor Vargas Irausquín, presidente del grupo financiero BOD, tiene el control del 25 por ciento del conjunto de empresas fundadas por su padre Franco, un inmigrante italiano que hizo fortuna con contratos de obras públicas y bajo la protección de políticos vinculados a los partidos AD y Copei.

¡De verdad que la necesidad tiene cara de tabla!

¡Saquen sus propias conclusiones!

DesdeLaPlaza.com/Rubén Scorche