Desde La plaza » RAÍZ » Literatura » ¡Toma nota! 11 errores comunes en escritores que no debes cometer

¡Toma nota! 11 errores comunes en escritores que no debes cometer

Somos seres humanos y no estamos exentos a cometer errores. Aunque tengamos mucha experiencia en cualquier área los seguimos cometiendo y como suele pasar los repetimos en varias ocaciones.

Nalgas y libros realizó una lista con los 11 errores comunes en escritores que no debes cometer si quieres convertirte en un importante y destacado. Toma nota para que te liberes, en la medida de lo posible, de cometerlos. Inclusive, de aquellos que son difíciles de encontrar y que se pierden entre las líneas:

errores comunes en escritores
No debemos dejar que el personaje principal de la obra pierda vida

Pasividad en el personaje principal

Suele suceder porque algún personaje secundario toma mayor relevancia, puede que sea porque el principal dejó de gustarnos o porque alguno secundario en el desarrollo de la obra cobró más importancia. En muchos casos los “malos de la película” se vuelven más atractivos y terminan restándole protagonismo al principal.

Debemos entonces repasar el texto, ver dónde el personaje se vuelve pasivo y devolverle la fuerza perdida. Si eso no es lo que queremos, deberíamos reestructurar la obra para el intercambio de roles o tener más de una figura principal.

No presentar al Personaje Principal en los primeros párrafos

El lector busca y quiere identificarse con el personaje principal, al menos quiere hallarlo rápidamente para saber cómo y a quién prestar mayor atención. Es vital que se presente al sujeto principal en la primera escena.

El comienzo es un tiempo delicado no solo porque debemos captar la atención del lector, sino porque tenemos que presentar al personaje. Intenta mostrar alguna emoción de él, esto servirá para darle profundidad y caracterizarlo sin necesidad de describirlo completamente. Ese es un punto importante, no lo hagas de forma explícita, la inclusión debe ser natural y el lector también debe descubrirlo.

Derrochar ideas, argumentos, caracteres

No es necesario incluir todas las ideas que se nos crucen por la cabeza, eso solo servirá para demostrarle al lector que hay una falta de seguridad en nosotros mismos.

Debemos fragmentar y explicar  una cosa en el primer capítulo, otro en el segundo, otro en el tercero. Hay que aprovecharlos y utilizarlos más intensamente, eso les dará mayor profundidad psicológica y por ello facilitaremos la labor del lector para seguir la trama.

errores comunes en escritores
No es necesario explicar toda la historia desde el principio

¿Qué estoy haciendo aquí?

A todos nos gusta dejar la imaginación volar y ver a dónde nos lleva la escena en la que estamos metidos, muchas veces nos adentramos tanto que nos perdemos. Esto le suele pasar a todos, hasta al más experimentado, es simplemente falta de un esquema general de la historia o de la novela. 

Es bueno que antes de empezar hayamos diseñado la obra en sus partes principales: personajes, conflictos, escenas. Cuanto más organizados estemos, mejor sacaremos provecho, pues un buen escritor no debería pasar toda una vida escribiendo una sola novela.

Diálogo

Es una parte fundamental en la obra, cuanto más larga sea ésta, más importante se vuelve, pero tampoco te obsesiones con ello. Intenta no dejar conferencias, largas parrafadas ni explicaciones.

Si hay mucho texto quiere decir que hay una pobreza de diálogo, si hay mucho espacio en blanco pasa lo contrario, estamos abusando de él. Ten cuidado con el Slang, con los dialectos, debemos buscar la manera para que quede claro lo que se está intentando decir.

errores comunes en escritores

Parar demasiado pronto

Estamos tan ansiosos por terminar una obra que generalmente precipitamos el fin. Las historias acaban abruptamente. Fuérzate a continuar escribiendo cuando creas que ya terminó, normalmente podemos encontrarnos con una sorpresa.

No dejar descansar la historia

Cuando terminamos una historia somos incapaces de juzgarla con absoluta imparcialidad. Hay que darse tiempo para olvidarse o distanciarse, y estar al menos un tiempo alejados de ella. Una vez ha pasado ese tiempo,revisaremos la historia para una crítica general, leerla como lector sin pretender ni pensar en corregir o cambiar.

Ensayar comienzos diferentes

Quizá el principio escogido no sea el más adecuado aunque lo parezca. Una vez se tiene la historia, se debería ensayar varios comienzos alternativos, no muy complejos, solo dos o tres párrafos, de forma rápida, escogiendo diferentes formas de presentar la historia.

No planear el clímax desde el principio

Una cosa es la previsión, la organización, tener un esquema general del relato o de la novela y otra llegar hasta el extremo de tener previsto hasta el clímax, algo que ocurre generalmente al final de la novela.

errores comunes en escritores

Tomar demasiado tiempo para repasar

Corrige todo lo que creas necesario, pero define un tiempo concreto para ello. Acepta que toda obra es susceptible de mejora, y que nosotros mismos evolucionamos y que con ello nuestra capacidad y experiencia aumenta. Tenemos que parar en algún momento, si no estaremos siempre dando muchas vueltas.

Estructuras ilógicas

La obra se sustenta en una realidad (incluida la ciencia ficción y la fantasía más desbocada). Construirla de forma inverosímil o fuera de contacto de la realidad hará que la gente no se crea lo que está leyendo, pensarán con toda razón que usted, el escritor, les está tomando el pelo, se molestarán y simplemente dejarán de leerla.

DesdeLaPlaza.com/Nalgasylibros/LDJ