Desde La plaza » VIDA » 5 momentos incómodos que ocurren al dormir con tu pareja

5 momentos incómodos que ocurren al dormir con tu pareja

El dormir en pareja es un acto de placer que todo enamorado ha disfrutado. Sin embargo, no todo es tan bonito como lo pintan en películas. Es por ello que a continuación te dejamos las 5 situaciones incómodas que suelen ocurrir cuando compartes tu cama con ese ser especial. ¡Que no te de pena!, ríete y comparte. 

  1. Cuando se te duermes tus extremidades: Si, a todos nos ha pasado pero, más a los chicos, todo comienza con una linda frase como: “amor me abrazas, tengo frío” o “quiero dormir tan apretadita a ti, que sienta que somos una sola persona” (…) ese es el inicio para que tus brazos sufran la consecuencia de ese pequeño e inocente deseo, por ejemplo.
  1. Cuando alguno de los dos ronca: No nos engañemos, en una pareja siempre hay uno que ronca y duerme plácidamente como dicen por ahí “duerme como bebé” pero, quien lleva la peor parte es la otra persona que de repente tiene pensamientos homicidas: “¿ujum y ahora? ¿será que con una indefensa ‘mediecita’ dejará de roncar?, y… ¿si quizá se cae por casualidad?
  1. Cuando tu pareja sufre de flatulencia: Definitivamente, por más confianza que exista entre la pareja, los malos olores siempre son motivo para discutir… ¿Acaso no hay un baño?, ¿Qué le cuesta salir del cuarto?, y como si uno no fuera suficiente, viene un segundo o tercer “pedito”. ¡Affff! “uno más y duermes afuera…”  ¿Será que una amenaza funcionaría en este caso?
  1. Dormir abrazaditos en pleno verano: es cierto que dormir abrazaditos es una de las cosas más romántica de vivir en pareja, pero también es cierto que cuando el calor estar “como para freír un huevo” lo que menos quieres es más pegoste o ¿no?
  1. La “jalaita” de sabana o almohada: la cosa es, que puede haber tres, cuatro o cinco cobijas, pero siempre, siempre, quiere o necesita la que estas usando… ¡Típico!
  1. Extra: ¡Ups! Un poquito de salivita: cansancio es cansancio venga de donde venga, bien sea por trabajo o disfrute… ¿a quién no le ha pasado que se babea mientras duerme? aunque lo nieguen sé que le ha pasado pero… la cosa es que de vez de ser en la almohada sea en los brazos o pecho de tu pareja ¡oh! ¡ups, cosas que pasan!

¿Cuéntanos que otra cosa te incomoda? ¡Compártelo con nosotros!

Desde La Plaza/ SE