Desde La plaza » VIDA » Alimentación » Crema de calabacín y espinacas con zanahoria y tomates salteados

Crema de calabacín y espinacas con zanahoria y tomates salteados

Hay días que me pongo vegetariano, de hecho llevo un tiempo intentándolo y voy por buen camino, ya reduje a un tercio de mi alimentación el consumo de proteínas animales, eso sí, sin caer en discusiones ni extremismos, pues es tan nocivo un extremo como el otro, claro según mi criterio personal.

Leer más: Veganos y vegetarianos ¿Conoces la diferencia?

Debo reconocer que mientras más vegetales como, mejor siento mi salud, mejor duermo y me mantengo en el peso adecuado, bien si mi intención no es volverme vegetariano del todo, si quisiera aprender a no sufrir cuando no tengo carne o algún animalito en mi mesa, pues creo que es más un efecto cultural con el cual hemos crecido, donde comemos una empanada de carne mechada en la mañana, un bistek al almuerzo y una hamburguesa en la noche, y todo lo mezclamos con trigo, maíz y arroz, y a los vegetales los miramos con un poco de desprecio.

Leer también: Berenjena Rellena

Así que mi recomendación es anotarse un poco más al consumo de vegetales y tratar de dejar un poco la costumbre del carbohidrato mezclado con carnes, que nuestra salud lo agradecerá, pero sin caer en extremismos, de vez en cuando una parrillita o alguna proteína animal también es saludable, pero hoy la receta es vegetariana, así que toma nota y ponte a cocinar.

Ingredientes:

– zanahorias bebe o zanahorias picadas en bastones de 1 cm de grueso
– tomates silvestre ( sirven cherry o tomates picados en cubos grandes)
– dientes de ajo enteros
– calabacín
– cebolla
– espinacas
– agua
– cilantro fresco

Preparación:

En una olla ponga a dorar la cebolla picada en trozos, luego agregue el calabacín en trozos, la espinaca y sofría un poco, luego agregue el agua, y deje cocinar, rectifique el punto de sal, agregue el cilantro y alguna otra especia si es de su gusto y licue.

Para la guarnición:

En un sartén con mantequilla ponga a dorar los ajos, luego deje dorar las zanahorias y de ultimo los tomates pero solo salteándolos un poco para que absorban el sabor del ajo pero que no se deshagan en el sartén, rectifique el punto de sal y si es de su gusto agréguele alguna especia, cuando esté listo, póngalos sobre la crema servida como decoración y guarnición al mismo tiempo.

DesdeLaPlaza.com/Rómulo Hidalgo/COM