Curarse en salud es mejor que ir a la farmacia

plantas medicinales

Los saberes nativos ofrecen desde hace un tiempo la solución para problemas de salud, los cuales se han basado en el  conocimiento que históricamente pueblos originarios utilizaron en beneficio de sus comunidades.

Hay que comprender que muchas de las medicinas de la industria farmacéutica son resultado de la explotación del “capital natural” que posee la biodiversidad, con el cual laboratorios desarrollan investigaciones que les reservan las patentes de medicamentos cuya base son plantas que luego de un proceso industrial son vendidas a precios muy costosos en forma de pastillas, jarabes y ungüentos.

Tres factores ayudan al refuerzo de la salud a largo plazo y no representan una merma del presupuesto, además que son útiles para lograr una vida sana y son la medicina preventiva, las plantas medicinales y el consumo de alimentos vegetales, hábitos que pueden adoptarse sin mayor esfuerzo.

Las pautas de medicina preventiva se aplican en función de las condiciones a las que se exponen las comunidades, para lo cual hay jornadas de vacunación y distribución de medicinas, así como campañas que desde el Estado previenen, tanto brotes de enfermedades en una región como en alguna temporada del año, junto otros factores preventivos como la higiene. Aquí el interés por informarse en esencial.

Plantas medicinales

Si se padece alguna enfermedad también se puede optar por la alternativa de consumir plantas medicinales, de bajo costo y fácil adquisición, en mercados populares u otras tiendas dedicadas a la venta de este tipo de plantas pueden hallarse, como el mercado Quinta Crespo y otras tiendas de la avenida Baralt, en Caracas.

Dina Santos y su padre, Jesús Santos, son botánicos, cultivan las plantas medicinales al pie del Ávila y las venden, de lunes a sábado, en la esquina de Miguelacho, en La Candelaria, a una cuadra del Metro Parque Carabobo, donde trabajan desde hace 20 años, excepto los miércoles. Desde La Plaza consultó a Dina sobre la venta de plantas medicinales en el contexto de la escasez de medicinas que impuso la guerra económica.

DSC02673
Dina Santos, vendedora de plantas medicinales

Comenta que actualmente hay medicinas que no se hallan en farmacias, como para la diabetes y la circulación, por lo que personas con tratamientos para estas enfermedades acuden a su puesto a comprar. “No hay Diamicron, Glucofaje (diabetes), no hay Losartán para la tensión, entonces, vienen a comprar la hoja de la guanábana o vendemos un combito para la diabetes y para bajar la glicemia si está alta, que es natural, no tiene efectos secundarios y es más económica”, sostiene.

Las plantas tienen un costo de Bs 1.000 y los combos entre 3.000 y 4.000 bolívares. “Vendemos los combos dependiendo de la necesidad de la persona, para qué enfermedad, se fija cómo se va a tomar, qué tiempo, qué cantidad, todo”, explica respecto al tratamiento que aplica a algunos clientes, que sobre todo acuden por estar afectados de cálculos renales, problemas de próstata, de corazón, diabetes, mala circulación, flema, gripe, malestar en el colon, asma.

Yo le recomiendo la planta, dependiendo para que lo va a tomar, de un mes o mes y medio”, explica respecto al tratamiento que corresponda el cual aplica con base en el conocimiento ancestral que su padre y abuelos aprendieron con los años.

Hay combos para curar, desde el insomnio hasta problemas de colon e incluso para “los quistes, los tumores, miomas, para infecciones, cáncer”, señala Dina, quien también aclara que “antes no existían farmacias y la gente se curaba con sus plantas, con la medicina natural y ahora nuevamente la gente las está comprando”.

plantas medicinales

Asma, bronquitis, cataratas, hemorroides, úlceras, tensión son otras de las dolencias que pueden curarse con estas plantas medicinales, entre la que se hallan el Toronjil, Malojillo, Yerbabuena, Yerbamora, Hinojo, Rompepiedras, Cola de caballo, Siempreviva, Ruda, Romero, Mapurite, Cadillo e’ perro y Salvia.

Alimentos que sanan

Hay frutas, verduras e infusiones que también sirven para mantenerse sano y su consumo debe ser regular, sea en temporada larga o en su tiempo de cosecha. Una de estos alimentos es la naranja, muy rica en vitaminas y sales minerales, con capacidad de sanar dolencias como cálculo renal, biliar, enfermedades del tracto intestinal, además de cicatrizar encías y cavidad bucal.

Igualmente, entre las frutas, el cambur es nutritivo y contiene un alto nivel vitamínico y sales como hierro, potasio, calcio y fósforo, con capacidad de sanar dolencias del estómago, tuberculosis reumatismo, gota, estreñimiento y nefritis; también, con propiedades diuréticas, está la patilla que posee además contenidos depurativos de la sangre, la piña que desinflama vías urinarias.

El tomate, por su parte, tomado en jugo protege de las enfermedades del estómago y la ingesta de cebolla cura enfermedades relacionadas con el tracto respiratorio, flema y garganta, al igual que el jugo de rábanos; y el de zanahoria sana afecciones del hígado, estómago e intestinos.

Estos alimentos y los tés de yerbas, como la acelga, que mantiene sano el tracto intestinal, la albahaca y el berro tienen un gran efecto curativo en enfermedades de los riñones, pero además cumplen la función de ser desintoxicantes del cuerpo, pero lo más importante es tener la voluntad de cambiar los hábitos alimenticios e incluir en la dieta alimentos con propiedades terapéuticas.

DesdeLaPlaza.com/Pedro Ibáñez