Desde La plaza » Columnistas » Argentópolis » En busca del hombre

En busca del hombre

Algunas premisas para una Antropología anarquista

El hombre es un eterno buscador, que va descubriendo paulatinamente el universo que le rodea pero, la respuesta a la pregunta fundamental permanece como un misterio. La cuarta pregunta que Kant formuló y que, según él, englobaba a todas las anteriores preguntas, todavía no tiene una respuesta concreta y que satisfaga.

Intentar la respuesta a la cuarta pregunta de Kant ¿Qué es el hombre? Es dar, a mi manera de entender, la respuesta que dilucidará todas las demás preguntas aunque, no exenta de generar nuevas incógnitas.

hombre-01

1- El ser humano pertenece a la tierra como un elemento más en una gran cadena que se fue y se va formando, constituyendo el universo y con él, el tiempo. Pertenece a la tierra porque surgió en ella como uno más de los seres que evolucionaron y son conformados principalmente por el elemento conocido como carbono (todo esto y lo que sigue hasta que se demuestre lo contrario) y no es la tierra la que le pertenece al ser humano, por más que éste no lo comprenda.

2- Los seres humanos somos huesos, músculos, carne, sangre en síntesis materia y energía, que nos reproducimos mediante la unión de dos elementos producidos por nuestro cuerpo, para dar vida a un nuevo ser humano, cada uno de esos elementos incumben a la división correspondiente a los miembros de las especies que procrean mediante la reproducción sexual, conocidos comúnmente como hembra y macho.

3-El ser humano hembra y el ser humano macho son esencialmente iguales, accidentalmente diferentes y necesariamente complementarios, aunque la inmensa mayoría piense lo contrario.

4- Todos los seres vivos como seres individuales, cumplen un ciclo conocido como vida, en el cual su cuerpo se desarrolla, se reproduce o no y cambia de plástica. La materia que lo componía no se pierde, sino que se transforma para permitir que surja otra forma de vida, similar a como los seres vivos transforman la materia (alimentos) en parte de sus cuerpos y permitir seguir manteniendo la energía (vida), lo que conocemos como muerte es un proceso necesario dentro del universo y de la vida, ya que de no existir el proceso llamado muerte, sería incompatible la vida y, hubieran desaparecido todos los seres vivos, como se entiende la vida en la actualidad, en la tierra.

5- Todos los seres vivos han desarrollado aptitudes para sobrevivir como un proceso evolutivo de supervivencia, esas capacidades son por ejemplo, el olfato en el perro, la velocidad en el guepardo y la fuerza en el oso y león; cada desarrollo comprende un órgano o grupo de órganos que, formando el cuerpo de los seres vivos, se ha ido especializando y sirve no solo como arma de ataque y defensa, también como elemento de supervivencia, como medio para conseguir los elementos necesarios para la vida. El ser humano ha desarrollado el conocimiento como ese tipo de arma, siendo su órgano el cerebro y su forma de uso es mediante la abstracción, que le permite tomar las características más importantes de lo que conoce para poder definirlo, delimitarlo y así, por ejemplo, poder duplicarlo y, con la imaginación que le permite pasar de elementos u objetos conocidos a otros desconocidos o crear objetos nuevos.

hombre-02

6- El ser humano ha ido desarrollando el conocimiento y se puede decir que es finito, pero ilimitado, es finito porque el ser humano durante las etapas de su evolución ha ido llegando a los límites, pero también con el transcurso de su historia los ha ido superando, no es el mismo conocimiento del hombre de las cavernas que los del hombre de la edad media y que los del hombre del futuro, el caudal cognitivo del hombre se ha ido aumentando, con la oposición de conocimientos distintos, como la evolución de las especies que se han ido superando por el enriquecimiento de distintos tipos de genes.

7- La forma con que el ser humano aumenta su caudal cognitivo es partiendo de objetos ya conocidos como una escala comparativa y, a partir de ellos, como ya están definidos, es decir con sus límites establecidos, los compara con el objeto nuevo similar, así fue conociendo y midiendo el universo que le rodeaba, hasta que se encontraba con objetos que no eran igual en ninguno de sus aspectos a objetos antes conocidos, entonces a partir de allí utilizando también el objeto más similar, usaba la imaginación y sobrepasando los límites de la comparación se animaba a definir objetos que estaban más allá de los límites de su entendimiento.

8- Con la imaginación el ser humano supera los límites de lo conocido para adentrarse en el campo de lo nuevo, él va creando y modificando definiciones, objetos o sistemas a partir de la imaginación, definiendo y delimitando esos objetos como si fueran creados no por él, sino por un ser ajeno a él. El problema empieza cuando a algunos de éstos objetos o sistemas se le otorga calidad de reales y absolutos, cuando solamente son productos de la imaginación del hombre.

Nito Biassi

Nito Biassi

Nací en Córdoba, Argentina, en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realicé la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 formé Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vías de desarrollo.