Desde La plaza » Columnistas » Argentópolis » Promesa Electoral: Castillos de Cristal sin tierra

Promesa Electoral: Castillos de Cristal sin tierra

Durante las campañas, previa a las elecciones, los políticos realizan miles de promesas en donde ofrecen paraísos infinitos, medidas que nos llevaran a vivir en Castillos de Cristal, aunque no haya una tierra en condiciones en donde construirlo.

Se acerca una elección, para ocupar el cargo que sea, y las campañas de los políticos que se presentan para ocupar los cargos, apelan cada vez más a un marketing publicitario que exponer en forma clara su posible accionar en economía, política, medio ambiente, salud, justicia y seguridad.

promesa-electoral-01

Pero eso no es lo importante, señalan los gurú de la política, lo importante es hacer que la gente los vote. Y para que la gente los vote, la gente no debe ver la realidad, se la debe ocultar en una nube de autoayuda, en una ficción que viene un futuro mejor. Que si los votan el cielo va ser azul, el sol brillará eternamente, porque juntos todos podemos.

Pero ninguno habla de la naturaleza, ninguno habla de medioambiente, todos construyen Castillos de Cristal en el aire. Mientras la tierra se inunda y los bosques se incendian, mientras la vida pasa por la soja y sus defoliantes, mientras la vida pasa por la minería a cielo abierto y el fraking, mientras la tierra es cada vez menos habitable. Los políticos se llenan la boca con ladrillos de cristal y arman un gran palacio en el cielo. Y el hombre vive en una tierra llena de venenos, inundaciones, incendios, comida chatarra y grandes ciudades donde la vida se hace cada vez menos mi vida y más ciudad.

Que el bienestar del ser humano no sea el malestar de la tierra, porque el malestar de la tierra tiene como consecuencia la muerte de la vida, incluido el ser humano.

promesa-electoral-02

Lenguas de fuego

cabalgan en los cerros,

pintando de rojo y negro-muerte

laderas verdes.

Avanzan inexorables,

animadas por una orquesta de vientos.

Tiemblan indefensos

los árboles y los matorrales,

sisean las lagartijas, reptan las víboras

por el peso de la maldición,

enfrentan a un anatema peor;

todos huyen, escapan como pueden,

porque saben del beso destructor.

Resplandores rojos anuncian

que la orgía de destrucción

no se ha terminado.

El viento baila con las lenguas de fuego,

en la fiesta que la estupidez humana ha creado

Nito Biassi

Nito Biassi

Nací en Córdoba, Argentina, en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realicé la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 formé Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vías de desarrollo.