Desde La plaza » Columnistas » Crónicas Hertzianas » TV: Hagamos una ‘barra de estado’

TV: Hagamos una ‘barra de estado’

Barra de estado (status bar): Elemento presente en las interfaces gráficas, que permite mostrar información acerca del estado actual de una acción o transferencia de datos.

A diferencia, por ejemplo, del Centro de Acción Social por la Música, obra fundada en nuestro siglo XXI, el Teatro Teresa Carreño, una de las obras de las que se vanagloria la Venezuela del siglo XX, no se terminó de construir. Donde funciona ‘La patana cultural’ estaba proyectada otra sala, que, por mala planificación e improvisación, fue sustituida por una terraza, esto se repitió en otros espacios de dicho complejo cultural.

Del ‘garimpo’ al ‘Motor minería’… ¡Urge comunicar!  

Otro ejemplo, presente en el mismo gobierno de Luis Herrera Campins, fue un ‘estudio gigante’ concebido para Venezolana de Televisión, emulando los estudios de la RAI (TV pública de Italia). Una vez más, la improvisación se hizo presente, dejando una obra innecesariamente grande, tanto en su uso como en su mantenimiento, lo que hizo inútil, incluso, terminarla.

La Constitución de 1999 contempla, como no lo contemplaba la de 1961, la obligatoriedad que tienen nuestros funcionarios y funcionarias, comenzando por las y los de mayor investidura, de rendir cuentas de su gestión, y del uso de los recursos de la República en la misma.

La TV, como principal medio de difusión del país, debe adaptarse a los nuevos tiempos, y generar, a través de la producción audiovisual, mecanismos que nos permitan controlar de modo veraz, imparcial, y sin censura, la información que recibimos de la gestión de gobierno.

Una de las mayores preocupaciones del Presidente Chávez, según el colega José Vicente Rangel, quien además fuera funcionario de su gobierno, era el seguimiento y control de la gestión, situación que persiste en la gestión del Presidente Nicolás Maduro.

“Dios habla a través de las matemáticas” decía el presidente Chávez, citando a Pitágoras. Esto se ha cumplido, diciendo, con total transparencia, cuánto se invierte en las obras, en los programas sociales, cuántas toneladas de comida se venden en un MERCAL, o PDVAL, pero… ¿Es suficiente eso? Hemos visto que no, en reiteradas ocasiones.

Por eso proponemos la barra de estado, como la que nos surge en nuestras computadoras o teléfonos, cuando descargamos un archivo o un programa.

¿Qué sugerimos? Micros televisivos, transmitidos en los cortes de publicidad del SIBCI, que describan una obra en construcción, del estado o del poder popular, y que deben mostrar, con locución y gráficos:

  • Obra
  • Inversión en divisas y en bolívares para la obra
  • Porcentaje de avance
  • ¿En cuánto tiempo debe estar concluida?
  • Si hay retraso, motivo de dicho retraso, y nuevo cronograma y presupuesto a partir del mismo.

Una vez concluida la obra, la barra de estado debe volver a hablar de ella, anualmente, para informar:

  • Obra
  • Inversión realizada
  • Estatus de la operatividad (si está funcionando correctamente)
  • Si hay alguna falla, denunciarla
  • Si, atendida la denuncia, se resolvió la falla, informarlo también, junto con el monto de la inversión realizada.

En el caso de la producción de bienes y servicios, la barra de estado describiría la siembra del alimento, su cosecha, su procesamiento, su distribución, y dónde se venderá, con el debido reportaje y testimonios que demuestren que el producto llegó a las manos debidas. No solo se combatiría el contrabando, también sería un mensaje para aquellos que, como aquella ‘meritocracia’ de PDVSA, que terminó delatada en 2003 como un vulgar tráfico de influencias que buscaba privatizar nuestra industria petrolera, se creen indispensables en este país con millones de trabajadoras y trabajadores productivos.

Por la cantidad de obras que tiene Venezuela hoy en día, esta barra de estado debe estar en todos los cortes de la TV pública, clasificadas según la orientación programática de cada televisora (TVES, obras para la cultura, entretenimiento y ornato de la ciudad, AVILA, obras para la juventud, VTV, obras generales, VIVE, obras del poder popular, TVFANB, obras para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, CONCIENCIA, obras para el desarrollo científico, y en general, todos los micros podrían tener rotación en todas las televisoras, cumpliendo lo de actuar como sistema, entre todos los canales)

El pueblo, ante la falta de información, pero sobretodo, como ha indicado Oscar Schemel, ante la falta de certezas, se siente desprotegido por un funcionario que solo se limita a hablar por TV de cuántas toneladas de alimentos se han distribuido, sabiendo que la guerra económica impide que esa distribución llegue directamente a su mesa. Atrás debe quedar la  información estática, sin rumbo, que hasta ahora hemos tenido, con los resultados negativos que conocemos.

La barra de estado también podría extenderse a la empresa privada, tanto la contratista del Estado, como aquella de cuya inversión dependen sectores estratégicos de la vida nacional. Los venezolanos y venezolanas estamos exigiendo transparencia en todo.

Tenemos una gran oportunidad, que no era posible en la vieja TV del siglo XX, primero, porque la tecnología y los limitados recursos no lo permitía, y segundo, porque la democracia representativa te obligaba a entregar un cheque en blanco a una clase política para que ‘te gobernara’, y no para trabajar contigo (sus propias ‘memorias y cuentas’ eran para el sector que pudiera entenderlas, lo cual generó la corrupción que hundió a aquel sistema).

Ennio Di Marcantonio

Ennio Di Marcantonio

Caracas, 38 años. Periodista, Licenciado en Comunicación Social, UCV, 2005. Trabajo de grado, '50 años de programación televisiva en Venezuela, estudio comparativo de la programación de la televisión venezolana'. Músico (escuela Pedro Nolasco Colón, 2000 - 2007). Productor, conductor y periodista del programa LA DESCARGA, transmitido por RNV Activa, más de 10 años llevando lo mejor del metal nacional e internacional, ahora los lunes y los jueves, de 10 a 12 de la medianoche. Columnista del Correo del Orinoco, sección 'La canalla mediática' (columna semanal sobre historia y actualidad de la televisión en Venezuela, premio Aníbal Nazoa, otorgado por el Movimiento Periodismo Necesario, 2014, premio Guillermo García Ponce, otorgado por el Consejo Legislativo del Municipio Bolivariano Libertador (Caracas, 2014). Columnista de la página web 'desdelaplaza.com' ('Crónicas Hertizianas' – Historia y aportes para la televisión en Venezuela)