Desde La plaza » Columnistas » Desde La Butaca » Carrie Fisher lejos de “Star Wars”

Carrie Fisher lejos de “Star Wars”

Les pasa a algunos actores, le sucedió a Elizabeth Montgomery (Samantha en “Hechizada”), Guy Williams (“El Zorro”) y más recientemente se dice que algo así le ocurre a la genial actriz colombiana Ana María Orozco (Betty en “Yo soy Betty la fea”), eso de interpretar un personaje tan determinante en tu carrera y no poder superarlo, no lograr escapar de él para tener una carrera tan vasta como la de Meryl Streep, le ha sucedido a muchos y le pasó a Carrie Fisher, quien pareció siempre estar ligada a su personaje, la princesa Leia en “Star Wars”. A Mark Hamill (Luke Skywalker) le pasa algo similar, no logras identificarlo en la gran pantalla más allá de ese personaje que le dio fama y fortuna a finales de los años setenta.

carrie-fisher-03

La fama –a veces- es peligrosa porque banaliza y resume la existencia de una persona para etiquetarla permanentemente bajo un concepto inamovible, que parece condenar a ese alguien a un rol, a una sola faceta. Tal como Bart Simpson en aquel capitulo de “Los Simpson” llamado en Latinoamérica  “Bart se hace famoso” muchas veces quienes se ven enaltecidos por la fama repentina, terminan repitiendo un parlamento, una frase o un rol hasta el final de sus días o intentando huir de ese personaje, de ese membrete sin conseguirlo.

En algunos casos es como si el éxito inesperado e inconmensurable de los primeros tiempos fuese imposible de superar o hubiese consumido el interés del artista por encontrar alguna otra posibilidad de expresar su talento. En otros, el desconocimiento de la mayoría por el trabajo posterior oculta las otras dimensiones de la persona detrás de su propia sombra creada ya por la fama.

Sin embargo, aunque la vida de Carrie Fisher, hija de la también actriz e icono del cine Debbie Reynolds, estuvo siempre ligada artísticamente a su personaje en “Star Wars” también hizo muchos otros trabajos en medio de una existencia un tanto conflictiva por diversas adicciones y problemas emocionales.

Tratando de huir o de seguir trabajando más allá de “Star Wars”, Fisher filmó algunas películas con poca y mucha notoriedad. A finales de los ochenta apareció con cierto éxito en la famosa comedia “Cuando Harry encontró a Sally” (1989) protagonizada por Meg Ryan y Billy Crystal.

carrie-fisher-01

Años después aparecería en “Scream 3” estrenada en 2001, haciendo un pequeño papel, que más bien funciona como un guiño a su rol en la famosa cinta de George Lucas. También participó en incontables series de televisión y películas sin ninguna trascendencia, aunque fue parte de cintas importantes como “Hannah y sus hermanas” de Woody Allen, haciendo un pequeño rol.

En esos años se dedicó a escribir algunos libros autobiográficos y de ficción: “Postcards from the Edge”, por ejemplo,  fue llevado al cine en una cinta protagonizada por  Meryl Streep. También hizo el guión de esta película.

Fue autora además de: “Surrender the Pink”, “Delusions of Grandma”, “The Best Awful There Is” y “Wishful Drinking”, entre otros, textos basados en sus vivencias personales. De igual modo, publicó sus diarios y otros textos autobiográficos.

Uno de sus últimos trabajos lo podremos ver este año, de nuevo como la princesa Leia en “Star Wars: Episodio VIII”.

Luisa Ugueto
@luisauguetol