Desde La plaza » Columnistas » Desde La Butaca » ¿Qué cine ves?

¿Qué cine ves?

La mayoría de la gente se acostumbra a ver cierto tipo de películas  a lo largo de la vida, muchas veces sucede que por hábito, falta de opciones o gusto personal sólo se acercan a ciertos géneros, directores o actores. El cine producido en Hollywood, por ejemplo, forma parte de la industria más importante,  me atrevería a decir que en nuestro país la cartelera se conforma en un 80% de películas realizadas por esta industria, de aquellas que generan una gran demanda y por ende atraen mucho público a las salas.

Si nos fijamos en la cartelera nacional, nos daremos cuenta que las cintas que se exhiben en Venezuela en su mayoría son producciones realizadas para el consumo del gran público: cintas Disney, algunas galardonadas, ciencia ficción, terror adolescente, romance, acción, es decir, películas que se espera llamen la atención de muchos.

Es comprensible que esto sea así, las salas de cine son un negocio y necesitan vender para sobrevivir,  esto no es novedad, desde que tengo memoria siempre ha sido así en el país, la mayoría de las películas que se exhiben son las llamadas de forma peyorativa “comerciales”, exceptuando algunas salas particulares a las que no todo el mundo tiene acceso.

No tengo la costumbre de clasificar el cine de “comercial” o de “autor”, de “arte” o “palomitero”, creo que hay buenas películas y malas películas y eso es todo. Andrei Tarkovsky,  Steven Spielberg y Adrian Lyne han hecho buenas películas cada uno en su estilo. Estoy de acuerdo con eso que decía el critico norteamericano Roger Ebert: “el asunto no es evitar ver todas las películas estúpidas, sino evitar ser un espectador estúpido”.

Más allá de las etiquetas, si tomamos en cuenta esa tendencia que permite que se proyecten en su mayoría un tipo de película o algunos géneros específicos, ignorando otro tipo de cine, es fácil creer que la mayoría de la gente en Venezuela posee una cultura cinematográfica reducida, sesgada y exigua. De ser así pienso que esto es grave, porque limita la  visión de mundo.

Después de todo ¿qué es el cine? Entre otras cosas, es la posibilidad de conocer el modo en que viven otros, es una forma de entender el mundo, de ampliar la conciencia, de soñar, de pensar en otros colores distintos a los nuestros.

¿Qué cine ves? Es una pregunta que es bueno hacerse cada cierto tiempo. Debemos generar la necesidad de salir de nuestra zona de confort y abrirnos a otra clase de historias  a las que quizás estamos acostumbrados.

En tiempos de internet es muy fácil llenar ese vacío con producciones que pueden conseguirse fácilmente. Afortunadamente en nuestra época, la web es una gran sala de cine interminable, un paraíso que nos conecta con el resto del mundo.

El cine español, argentino, colombiano, latinoamericano, francés, ingles, australiano, independiente de Hollywood, sueco y de otras tantas latitudes posee producciones de calidad que pueden generar experiencias cinematográficas que modifiquen y amplíen tu modo de ver la existencia, el universo y a tu prójimo.

En un mundo tan amplio y cambiante como en el que vivimos, es necesario ir con los tiempos y alimentarnos siempre de fuentes diversas. Ve películas, sé curioso, es un modo de crecer.

@luisauguetol