Desde La plaza » Columnistas » La plaza del placer » Fimosis y cómo afecta a la pareja

Fimosis y cómo afecta a la pareja

Evitaba tener relaciones sexuales, ni siquiera se permitía masturbarse del dolor que sentía cada vez que tenía un roce en el pene le dejaba como consecuencia no pensar en un encuentro íntimo. Quizás sea uno de los motivos poco consultados por los hombres, desde la plaza del placer les daremos una respuesta. La fimosis se caracteriza por una estrechez del prepucio que sirve ante todo para proteger el glande. Se observa en la mayoría de las veces en los niños donde la estrechez de la piel del glande es una condición normal, en cuanto esta mucosa del prepucio suele estar pegada al glande. Entonces, al nacer, el prepucio del niño es demasiado ceñido. De hecho, se debería recurrir a un desplazamiento progresivo y completo del prepucio en los niños, puesto que en caso contrario, podría sufrir de fimosis.

Es importante que los padres supervisen la higiene del pene de sus hijos, enseñarles que deben retraer la piel del prepucio cada vez que se duchen.

Cómo puede afectar la fimosis la vida sexual 

La fimosis puede provocar posteriormente diversas complicaciones, por eso es bueno seguir el proceso de su evolución. Puede afectar concretamente a la vida sexual del hombre. Las relaciones sexuales se hacen más complicadas e incluso a veces imposibles de mantener. Con la fimosis, el prepucio debe verse forzado a retraerse y esto será inevitablemente doloroso. El orificio del prepucio podría rasgarse, de ahí los dolores que podrían bajar el deseo sexual del hombre. Y durante una erección intensa, el glande puede forzar el prepucio y conseguir escaparse. En el caso de que el prepucio sea demasiado estrecho, inmediatamente estrangula el glande, apretándolo con fuerza, lo que resulta muy doloroso y un motivo comprensible para que un hombre pierda el interés por el sexo.

El hombre que presenta fimosis debe reaprender de su sexualidad, descubrir sus zonas erógenas, estimular sus sentidos para lograr que sus orgasmos sean los analgésico para el dolor. Aprender nuevas técnicas para masturbarse que sea desde la base del pene para tener más cobertura del pene. La lubricación es fundamental, un lubricante a base de agua ayudará a humedecer y que no se irrite la zona.

En el caso de tener pareja, importante conversarlo para no llevarse sorpresa. Y que ambos se sientas tranquilos en el momento de la penetración. Igualmente, si practican sexo oral la pareja debe saber que se debe tener cuidado. Se puede usar preservativo y agregarle más gotas de lubricante para humedecer el pene.

El tratamiento de la fimosis en adultos es la intervención quirúrgica bajo anestesia. Su post operatorio es muy doloroso, según indican hombres que han sido operados de fimosis; sin embargo, los resultados dependen de la evolución de cada paciente.

No olviden que con una fimosis está en juego, no solo la salud del hombre y su autoestima, sino el éxito de una satisfactoria relación sexual con la pareja. Si el dolor es un recurrente en las relaciones sexuales con la pareja, y él siente alguna incomodidad o dolor, lo mejor será que acudan al médico urólogo para obtener un diagnóstico certero.

Orientadora en Sexología
Rina Morales

Rina Morales

Consulta - Asesoría área de sexología y derechos sexuales y reproductivos. Invitada como especialista en área de sexología y derechos sexuales y reproductivos en diversos medios de comunicación social en Venezuela