Desde La plaza » Columnistas » Leer es independencia, poder y vida

Leer es independencia, poder y vida

 “¿Se dan cuenta que podemos lograr hasta lo imposible?

Lo logramos con la voluntad, con la conciencia,

con la unidad y con el esfuerzo de todos”

Hugo Chávez

Aló Presidente N° 227

 

Por esta acera, hablemos de Independencia. Hablar de independencia también puede ser hablar de lectura, de libros, de espacios festivos para todo cuanto pueda girar en torno a ello. En fin, puede ser una manera de hablar de Filven 2018. Esta es la décimo cuarta vez en la que Venezuela ofrece un espacio festivo a un pueblo al que la Unesco declaró “libre de analfabetismo”, el 28 de octubre de 2005.

Dos años antes, en 2003, la Misión Robinson una de las trincheras de liberación e independencia para Venezuela, que había sido ideada por el Comandante Hugo Chávez, se propone alfabetizar a más de un millón y medio de personas a quienes los gobiernos pro capitalistas y proimperialistas de la llamada IV República, les habían excluido por ser pobres y “marginales” (sin reconocer que es su sistema el que les marginó y no solo del campo de las luces y de la educación, sino de todo cuanto quiso y pudo). Se logra. La humanidad entera lo reconoce y toda la patria de Bolívar se incorpora activa a la lectura masiva de textos como El Quijote (Miguel de Cervantes), Los Miserables (Víctor Hugo), Doña Bárbara  (Rómulo Gallegos) y muchas otras obras de la literatura universal que comenzaron a ser distribuidos gratuitamente en todo el territorio nacional.

Exactamente un millón 484 mil 543 venezolanos habían sido alfabetizados, en un adelanto a la meta indicada por la ONU, en materia educativa, para el presente milenio.

Con el nombre de “ciclo bicentenario” el Comandante Hugo Chávez determina una “era” -que incluye al año 2021- cargada de un gran simbolismo, porque el 24 de junio de ese año, se estarán cumpliendo 200 de la batalla militar librada en Carabobo y que sella nuestra independencia del oprobioso yugo español. Fecha en la que se estableció un período histórico por venir, con la Revolución Bolivariana sentando el precedente de mostrarse como el mejor y más perfecto de los gobiernos, capaz de producir “la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política” como meta para alcanzar la verdadera y definitiva independencia.

Soy del criterio de que esta Filven 2018, como dijera el colega, camarada y ministro Ernesto Villegas, se convierte en una verdadera “plataforma antiimperialista” que, al igual que en los tiempos de Carabobo, hace 200 años, enriquece este combate independentista que –al igual que aquel- no hubiese estado completo sin la confrontación por la hegemonía del pensamiento, como nos lo expresó el propio Villegas: De nada habrían servido las victorias militares en los campos de batalla si no hubiésemos obtenido la victoria en el principal campo de batalla que es el de la conciencia, el campo de las ideas, que fue lo que viabilizó el genio de Bolívar al pedirle a Fernando Peñalver que trajera a Venezuela una imprenta que “es tan útil como los pertrechos en la guerra”.

Una fiesta diferente a la que te invito, esta Filven 2018, que celebraremos íntegramente con la lectura evidenciada como independencia, poder y  vida.

Ilustración: Iván Lira

Etiquetas