Desde La plaza » Columnistas » ¿Es llanera nuestra identidad o es nacionalista?