Desde La plaza » Columnistas » Mejores películas 2016 (y II)

Mejores películas 2016 (y II)

Seguimos con el recuento de las mejores películas que hemos disfrutado este año 2016, en el siguiente listado recojo aquellas que han sido estrenadas en Venezuela desde enero de este año y que a mi entender merecen estar entre las mejores:

Trumbo

La intolerancia y la estupidez no están suscritas a un solo lugar del planeta, en este siglo, en los pasados  y seguramente en los que están por venir muchos serán sus victimas. Así como también, algunos pueden evitar caer en su juego, usando la inteligencia, el talento y la creatividad. Dalton Trumbo no fue una victima, aunque fue perseguido, hostigado, encarcelado y obligado a permanecer trabajando en el anonimato por muchos años. El guardó  su dignidad, su autorespeto y el amor por su profesión para seguir de pie a pesar de las circunstancias. Enfrentó durante largos años las acciones  del “Comité de Actividades Antiestadounidenses” quienes perseguían a todos los “comunistas” que intentaban “acabar con el país”. En “Trumbo” se permiten mostrar y señalar con nombres y apellidos a todos aquellos que de una forma o de otra participaron en la caza de brujas de aquella época no tan dorada de Hollywood. Personajes como John Wayne o la actriz devenida en periodista Hedda Hopper no quedan muy bien parados en este filme que describe de una forma creativa y sensible la argumentación de un hombre para defenderse de acusaciones insólitas.

Volando Alto

Eddie  Edwards (Taron Egerton) aprendió a perder con brillo.  Algunas personas   han nacido para tener vidas poco fulgurantes, sin grandes méritos, ni talentos y sin embargo quizás ese sea su don, el no tener–aparentemente- ninguna cualidad. De los ganadores se escribe todo, pocos recuerda a los que quedaron en último lugar, perder es el gran tabú de la sociedad, perder es casi un pecado mortal. No eres nadie sino tienes “éxito” sino “ganas” sino quedas de primero. Sin embargo,  las historias de “perdedores” no  son necesariamente grises   porque como se dice en la cinta de Clint Eastwood “Los puentes de Madison” es bueno tener sueños, aunque no se cumplan.

La luz entre los océanos

Derek Cianfrance (The Place Beyond the Pines 2012, Blue valentine 2010) retrata una historia de amor desde el interior de los personajes, un relato que busca exponer los sentimientos y emociones de Tom (Michael Fassbender) e Isabel (Alicia Vikander) quienes se unen en matrimonio llevando consigo lo mejor y lo peor de sí mismos. Somos nuestro pasado, lo que hemos sido, pero también lo que seremos capaces de hacer aunque todavía no lo hayamos llevado a cabo, somos nuestros recuerdos porque ellos traen consigo las emociones que nos conforman. En esta cinta el mundo emocional de los personajes refleja lo complejo que puede ser combinar las necesidades individuales con los deseos de una vida en común. La felicidad de lo simple, la armonía de una existencia en común y también los desencuentros, las insatisfacciones, son los ingredientes con los que cobra vida esta película.

Vivir de Imaginar

El Documental de Carlos Bolívar Díaz “Vivir de Imaginar” genera fundamentalmente nostalgia. Te hace desear ser parte de esa época, escapar en una máquina del tiempo hacia el mundo que se recrea en la pantalla. No todo tiempo pasado fue mejor, pero en este documental se deja ver una Venezuela que apenas estaba comenzando a escribir su historia, en ese entonces todo parecía más ingenuo, más tranquilo, mucho más esperanzador.  Si bien “Vivir de Imaginar” nos expone la vida y obra del escultor Alejandro Colina y el escritor Alfredo Cortina, el espíritu de la cinta recrea la historia de un país, las calles de una ciudad, sus olores, el ambiente de una época, la esperanza y las ilusiones en el porvenir de un colectivo a través de la existencia de dos hombres que jugaron todas sus cartas al vivir con intensidad.

Hasta que te conocí

Esto no es cine, pero casi, debido a su alta calidad. En los últimos años, el auge de series de televisión con calidad cinematográfica ha logrado capturar al público, que encuentra en un formato tan accesible como la televisión lo que muchas veces es esquivo en el cine de nuestros días, lleno a veces de tantos despropósitos. En  “Hasta que te conocí” la creatividad y diversos recursos cinematográficos  juegan a favor de un proyecto que relata la vida de un cantante latino, más allá del oropel y los lugares comunes. El recurso de la voz en off sirve para hilar la  historia sobre como un músico  se convierte en músico, y   de paso explicar,   a través del relato de su vida,  el verdadero sentido de una obra que abarca más de un centenar de canciones y la construcción de una expresividad original, única.

Julieta

“Julieta” es en primer lugar una película de Almodóvar y luego una cinta sobre la agresión que representa la falta de comunicación y como el peor castigo que  puedes ejercer sobre alguien es simplemente no volver a hablarle de verdad, desde el corazón. La gente que te guarda secretos, que oculta sus verdaderas intenciones no sólo demuestra una absoluta falta de confianza sino también un amor timorato, exiguo, no muy seguro. El amor precisa de la sinceridad, esa que a veces no se encuentra en las relaciones de padres e hijos. A Pedro Almodóvar le gusta escarbar en la vida emocional de sus personajes, en los traumas que duelen y en las situaciones que nos definen. Él no es un director superficial que apela a la comedia fácil o al drama pretencioso. No habla por hablar y sus películas son un reflejo de su espíritu y su universo que para muchos puede ser peculiar.

Tamara

Una cinta como “Tamara” tiene doble responsabilidad: crear un discurso de ficción que juegue muy bien con los elementos cinematográficos y a la vez generar un relato que pueda descubrir una realidad para muchos ignorada o simplemente incomprendida. Luis Fernández protagoniza esta cinta brindando una excelente interpretación, supo crear un personaje a través de un evidente trabajo interior. En su rol hay mesura, hay control y dominio actoral para expresar las características emocionales que asume el personaje desde el inicio de la trama hasta su desenlace. Mientras avanza la película, Teo, un abogado y padre de familia,  decide comenzar un viaje hacia sí mismo del cual serás espectador. Un viaje lleno de dudas, de confusión, pero también de ganas de ejercer su libertad, la más elemental, la primera que todos tenemos: la de ser uno mismo.

Animales Nocturnos

Cuando las necesidades básicas han sido cubiertas, cuando se tiene “todo” para alcanzar la tan ansiada felicidad, comienzan las interrogantes, al menos en aquellos casos en que ser feliz no es tan sencillo y no depende de cuantos ceros tengas en el banco. Susan Morrow (Amy Adams) recibe una  novela escrita por su primer esposo Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal) y comienza a recordar lo que ha sido su vida. A partir de allí el espectador comienza un viaje que incluye el presente, el pasado y la historia que lee la protagonista, todo perfectamente relatado en un ambiente de suspenso que no nos deja pestañear ni un segundo.

Si no pudiste ver alguna, aprovecha estos días festivos para ponerte al día: ¡Happy New Year!

@luisauguetol