Desde La plaza » Columnistas » Pediatra y mamá » Leche materna: Oro líquido

Leche materna: Oro líquido

Por: Morella Martínez

La leche materna no deja de sorprendernos con los incontables beneficios que cada día demuestra en la salud y el bienestar social. Este año se impone, en el marco de la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 1 al 7 de agosto 2016, destacar su papel como elemento fundamental en el desarrollo sustentable del mundo y en especial de los países económicamente menos privilegiados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), plantea 17 objetivos para lograr el desarrollo sostenible en todos los países y a pesar de que la lactancia no es mencionada en forma explícita, se busca con la campaña de este año, posicionarla como pilar fundamental en el logro de todas estas metas, entre las cuales se incluyen:

  1. Mejorar la nutrición y acabar con el hambre.
  2. Garantizar una vida sana y promover bienestar.
  3. Garantizar educación equitativa.
  4. Producción y consumo sostenibles.

semana-lactancia-materna-oro-liquido

La leche humana es muy valiosa; además de asegurar alimentación perfecta, segura, óptima y siempre disponible, beneficia al medio ambiente, a la sociedad, a las familias y al sistema de salud representando el factor de menor costo pero mayor repercusión en favorecer el bienestar biopsicosocial a grandes poblaciones.

La lactancia materna exclusiva salva millones de vidas cada año. Disminuye la posibilidad de enfermedades gastrointestinales, respiratorias, infecciosas, intolerancias digestivas, alergias, enfermedades metabólicas, y por tanto reduce gastos hospitalarios, medicinas, material médico-quirúrgico, consultas médicas que representan costos sanitarios importantes. Por si fuera poco reduce el ausentismo escolar y laboral, así como los gastos en sucedáneos de la leche (teteros, tetinas, fórmulas infantiles…) El uso de energía y agua potable se reduce al mínimo, y es un alimento 100% ecológico ya que no deja residuos, no necesita envases, ni fábricas,  ni materia prima.

El apego y vínculo que genera la lactancia exclusiva promueve la unión familiar, disminuye la posibilidad de violencia infantil y doméstica, influye en el desarrollo afectivo y cognitivo individual, en conclusión nutre a bebés más felices y con mayor potencial para su futuro.

La leche materna es entonces un tesoro en todos los aspectos, que genera ahorro en todo sentido: económico, en tiempo, en dolor y sufrimiento. Algo tan perfecto debe ser publicitado constantemente y es a partir de este conocimiento que nos corresponde a todos luchar por rescatarla.

La leche materna es solución, herramienta de cambio y de progreso en beneficio de la salud y de la recuperación de los valores sociales y humanos. La convicción de dar leche materna debe surgir de la correcta promoción de su valor, se debe trabajar en superar los mitos con buena información y dar seguridad y apoyo a todas las familias que forjan en su seno el futuro de la humanidad.

Dra. Olga Morella Martínez de Herrera
Pediatra Puericultora
Promotora y Consejera de Lactancia Materna