Desde La plaza » Columnistas » Me dio por viajar » ¿Hermanos contra hermanos? Bien bueno pues…

¿Hermanos contra hermanos? Bien bueno pues…

¿Pillaron la marcha en Panamá contra los Venezolanos? No eran muchos, pero se les dio cobertura mediática y eso es lo que más preocupa, pero, “por más que se tongoneen se les ve el bojote”.

Me van a disculpar… aunque mejor no, no me disculpo nada, estoy A₽₽3?#0 y aparte de racistas son unos pendejos de la vida.

Sí, escribí pendejos porque son eso, unos alienados, que creen que teniendo el canal que une a dos océanos, son los dueños del mundo, permítanme bajarlos de la nube: no, no son los dueños, es todo lo contrario, el mundo es dueño de ustedes y vienen ahora con ínfulas de ser una raza superior, porque ahora salen en televisión, apoyados por esos medios racistas y promotores de la división de los pueblos para favorecer los intereses de los grandes promotores de guerras y destrucción entre naciones, aparecen en las pantallas y primeras planas diciendo que los venezolanos vamos a su país y les quitamos sus fuentes de empleo, que no les permitimos progresar y toda esa sarta de estupideces que repiten una y otra vez.

Déjeme preguntarle algo a usted “amig@” panameñ@: ¿por qué usted no salió a protestar contra Estados Unidos cuando llegaron a masacrarlos? ¿Por qué no salieron a protestar en contra de los índices, altísimos por cierto, de criminalidad y violencia en sus calles? que son producto del narcotrafico y las crecientes mafias que existen allá, que no solo son mafias panameñas, son internacionales y de gran envergadura, ¿por qué contra los Venezolanos? que el día que a ustedes les tocó emigrar porque no podían vivir allá, y si se quedaban los mataban, de los primeros países que los recibieron fue VENEZUELA, y los hizo sentir como en casa. 

La disociación en América latina por influencia de los medios de comunicación es abrumadora, ellos se encargan de hacer ver a sus aliados como el modelo a seguir, pero a sus contrarios los hacen ver como los malos de la partida y a quienes se debe repudiar. 

Panamá, tierra Bolivariana, Simón Bolívar les dio la libertad. Sí amigos, el venezolano luchó para que ustedes fueran independientes y miren ahora cómo tratan a su pueblo, pero bien dice el dicho: “el que muerde la mano que lo alimenta, lame la bota que lo patea”.

Y si no le gusta mi venezolanismo a mí no me gusta su disociada forma de ser en contra del pueblo al que le deben tanto. 

De mal agradecidos está lleno el mundo, pero no se preocupen, que en las malas sabemos quiénes son los buenos, y créame que los vamos a esperar en la bajadita. 

Deseo que este escrito no rompa con las relaciones diplomáticas entre ambos países, pero sigan así y ya verán cómo se pone color de hormiga esto.