Desde La plaza » DEPORTES » beisbol » La"Era Dorada" no eligió a nadie para el Salón de la Fama

La"Era Dorada" no eligió a nadie para el Salón de la Fama

El Salón de la Fama de las Grandes Ligas y el Comité de la Era Dorada dieron a conocer que ninguno de los diez peloteros elegibles en la papeleta de selección recibió el por ciento de votos necesarios para ser exaltado a Cooperstown. Es decir que ni Dick Allen, Ken Boyer, Gil Hodges, Bob Howsam, Jim Kaat, Billy Pearce, Maury Wills, y los cubanos Minnie Miñoso, Tony Oliva y Luis Tiant fueron elevados al deseado sitial.

Para ser elegibles por el Comité de la Era Dorada, los aspirantes deben al menos obtener 12 de 16 votos, lo que significa el 75 por ciento de los sufragios. Para esta edición 2014, ninguno de los diez candidatos pudieron ser elevados, siendo los más cercanos Dick Allen y Tony Oliva, quienes lograron 11 votos.

¡Imagínense! Si Jim Kaat, ganador de 16 guantes de oro y de 283 juegos, quien lanzó en una “Era sin esteroides”, no fue elegido, ¿qué podemos esperar?

Si en el Salón de la Fama de Cooperstown permanecen jugadores como Ty Cobb y Tris Speaker, quienes ambos estuvieron implicados en negocios con los apostadores; si Pete Rose, quien pidió disculpas  por haber apostado y la sanción está vigente y por eso no ha sido elegido a Cooperstown; si Ferguson Jenkins y el puertorriqueño Orlando Cepeda, ambos involucrados por tráfico de drogas; y si jugadores como Mark McGwire, Sammy Sosa, Roger Clemens, Barry Bonds, siguen vigente en la papeleta para ser elegibles, aunque sus votos sigan disminuyendo, entonces, ¿qué se podían esperar Tony Oliva, Minnie Miñoso y Luis Tiant, quienes brillaron limpiamente en una época dorada del béisbol estadounidense, donde además tuvieron que sobrellevar los actos de racismo?

Minnie Miñoso, pionero de grandes ligas como el primer latinoamericano de color en jugar en Grandes Ligas en la era moderna a partir de 1949, fue un jugador estelar con los Medias Blancas de Chicago en los años 50, participó en nueve Juego de Estrellas, ganó tres guantes de oro, lideró la Liga Americana en bases robadas tres veces, en triples en tres ocasiones; en pocas palabras fue un gran jugador para su época.

“No sé cuál jugador de la década de los 50 y principio de los 60 sería más merecedor que Minnie”, dijo el propietario principal de los medias blancas de chicago, Jerry Reinsdorf.

Tony Oliva fue un astro de primera categoría con Mellizos de Minnesota, campeón bate en la Liga Americana en tres oportunidades, novato del año y cinco veces líder en hits. Fue un gran bateador; viajó 6.880 veces al plato y sólo se ponchó 645 veces. Sin duda alguna, uno de los mejores sluggers entre 1964 y 1975, una Era sin Esteroides.

Luis Tiant fue un gran lanzador; sus mejores años fue con Indios de Cleveland y Medias Rojas de Boston. En 1968 ostentó una efectividad de 1.68, la mejor en la americana desde 1919. En total ganó 229 juegos y en cuatro temporadas ganó 20 o más encuentros; participó en tres juegos de estrellas en 19 años en las mayores.

Tres peloteros intachables durante sus carreras, la lógica pregunta, ¿podrán confiar esos tres cubanos en el Comité de la Era Dorada?

Los dejaran para después

Este cuarteto de jonroneros McGwire, Sosa, Clemens y Bonds, pero también de consumidores de esteroides, seguramente los cronistas le dejarán la última palabra al Comité de la Era Dorada si merecen ingresar a Cooperstown. Mark McGwire es un claro ejemplo. Observen en el recuadro de abajo como han bajado los porcentaje de votos obtenidos.

Elección al Salón de la Fama de Cooperstown

Votos obtenidos

Años

Mark McGwire

Sammy Sosa

Roger Clemens

Barry Bonds

 

2007

23.5%

2008

23.6%

2009

21.9%

2010

23.7%

2011

19.8%

2012

19.5%

2013

16.9%

12.5%

37.6%

36.2%

2014

11.0%

7.2%

35.4%

34.7%

Desde La Plaza / Joel Paulo Chartez

@jpaulochartez