Desde La plaza » CONTENIDOS ESPECIALES » Entrevista » María Gabriela Bonfanti: “Quiero jugar con el Atlético de Madrid o PSG”

María Gabriela Bonfanti: “Quiero jugar con el Atlético de Madrid o PSG”

María Gabriela Bonfanti Medusa es una joven de 18 años de edad. Nació el 15 de septiembre de 1998 en la ciudad de Caracas y actualmente juega en la UCV Fútbol Club. Es seguidora del Real Madrid y admira el estilo de juego del Club Atlético Madrid Féminas. Le agrada la forma de jugar de Neymar y Martha, aunque su jugador favorito es Ronald Vargas. Cariñosamente sus amigos le dicen: “Choco”.

El apellido Bonfanti es italiano y es lógico pensar que en sus venas corre sangre futbolera. María Gabriela tuvo sus inicios en el fútbol a los cinco años en el colegio de La Salle de “Las Colinas” junto con María Gabriela García. También jugó con varones; practicó fútbol sala y de campo al mismo tiempo; vistió la camisa del Caracas F.C. por cuatro años también con María G. García.

En su estadía en el Caracas F.C. recibió su primer llamado a la selección. “Un año después me llaman para el primer módulo con la selección nacional, apenas tenía 12 años de edad. Fue cuando participé por primera vez en un Suramericano (Brasil 2010). El llegar a la selección fue un trabajo duro pero todo sacrificio tiene su recompensa”, expresó

Para cualquier persona debe ser difícil alejarse de su familia, independientemente de la labor o actividades que realice, sin embargo, probablemente exista alguna comunicación. No obstante, cuando estas chicas reciben el llamado para concentrarse con la selección, no existe posibilidad alguna de comunicación  con nadie, ni siquiera con la familia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Te acostumbras a los módulos. Los técnicos terminan cumpliendo la labor de papás, aunque la necesidad de estar con la familia siempre va a estar, pero mientras estés haciendo lo que te gusta no nos pega tanto. Después de regresar de los torneos viene todo el cariño que se tiene acumulado. Es un gran esfuerzo que uno hace por representar al país que mucha gente no lo ve, ni lo sabe”, dijo.

En el Suramericano de Paraguay 2013 surgió una apuesta entre Bonfanti, Neily Carrasquel y Deyna Castellano. Si Venezuela derrotaba a Chile en la segunda ronda, las tres se lanzarían con la vestimenta de la selección a la piscina del hotel donde estaban alojadas. Obviamente, el técnico Kenneth Zseremeta no lo podía saber. Venezuela ganó 3-1 y aseguró su pasaporte al mundial en Costa Rica 2014. Ya cerca de las ocho de la noche y con siete grados centígrados, sólo Bonfanti y Deyna se lanzaron a las frías aguas de la piscina.

“Temprano al siguiente día teníamos entrenamientos. Pensamos que a las muchachas se les había olvidado y al final nos tocó hacerlo”, contó entre risas.

Entre tantas amistad y cordialidad no se quedan al lado los sueños. “Quiero seguir con la mentalidad de jugar fútbol, quisiera jugar en Europa con el Atlético de Madrid o PSG, ojalá tenga esa oportunidad. Uno de los primeros pasos para poder llegar a Europa es ir a Estados Unidos. Ahora si no tengo suerte en el fútbol, quiero estudiar Derechos”, indicó.

Desdelaplaza.com / Joel Paulo Chartez