Desde La plaza » DEPORTES » beisbol » Pete Rose, ¿merece estar en Cooperstown?

Pete Rose, ¿merece estar en Cooperstown?

¿Merece Pete Rose estar en el Salón de la Fama de Cooperstown? Su historial responderá. Novato del Año en 1963 en la Liga Nacional con Rojos de Cincinnati. Ganó el premio de Jugador Más Valioso en 1973; 17 participaciones al Juego de las Estrellas; tres títulos de bateo; dos Guantes de Oro; un Bate de Plata; líder histórico en los siguientes renglones: Juegos Jugados: 3.562; Apariciones en el plato 15.890; Turnos al bate legales: 14.053 y más hits con 4.256. Sólo él, Pete Rose, y Ty Cobb han conectado más de cuatro mil incogibles en la historia en las Grandes Ligas.
Rose como jugador fue insuperable, gran atleta, poseedor de un don increíble para batear; nunca se ponchó más de 100 veces en una temporada; como persona mientras jugaba, un total desastre. Estuvo involucrado en hechos de violencia, agresión al público, a la prensa, a los jugadores, entre otros, siendo el escándalo que lo marcó hasta el día de hoy: sus apuestas.
“En 1989 Rose fue acusado de involucrarse en apuestas a favor y en contra de su equipo, mientras era manager de los Rojos de Cincinnati, lo que eventualmente perjudicaría los resultados de este. El 24 de agosto de ese año, después de una lucha legal, el Comisionado de las grandes ligas Bart Giammati y Pete Rose llegaron a un acuerdo en el que la organización no seguiría con las investigaciones, pero Rose sería alejado de la actividad del béisbol”, reseñó la página Web, beisbolfama.com.
En la mencionada página se publicó lo siguiente: “Una exhaustiva investigación de James M. Dowd, abogado y asesor especial de Giamatti, determinó que Rose había apostado de forma consistente entre 1985 y 1987. El reporte que produjo Dowd no aclaraba si el dirigente había apostado en contra de su equipo, algo que Rose ha negado toda su vida, pero que es difícil de creer que fuera real desde su posición de manager y adicto a las apuestas”.
Ahora bien, expuesto todo lo anterior, vuelvo a hacer la pregunta: ¿merece Pete Rose estar en el Salón de la Fama de Cooperstown? Humberto Acosta, reconocido periodista venezolano, expresó que Rose “tiene los argumentos para estar en el Salón de la Fama (…) Además esa suspensión no le quita nada como pelotero”. Acosta añadió que el hiteador tiene derecho a solicitar el cese de su suspensión.
En septiembre de 1997 y noviembre de 2002, Pete Rose le pidió al comisionado para ese entonces, Bud Selig, que le levantara la suspensión pero de ahí no pasó. Ahora surgió una nueva solicitud; Rose le solicitó a Rob Manfred que estudiara su caso y éste dijo lo siguiente: “Voy a ponerme en contacto con sus representantes y hablaremos de lo que se puede hacer (…) Quiero asegurarme de que entiendo todos los detalles del Informe de Dowd y de la decisión del comisionado Bart Giamatti (…) También quiero ver qué tiene que decir Pete, y después tomaré una decisión”. Al menos Rose recibió una respuesta.
Si la pregunta anterior las hiciéramos antes de la “Era de los Esteroides”, probablemente Rose recibiría una respuesta negativa, pero, viendo y analizando los casos de los peloteros que consumieron sustancias ilícitas (y siguen consumiendo) para mejorar su rendimiento, creo que el “Caso de Pete Rose” queda netamente minúscula.
Casualmente la “Era de los Esteroides” estuvo en vilo durante la gestión de Bud Selig, quien seguramente sabía lo que ocurría. Casos como los de Roger Clemens, Barry Bonds, Mark McGwire, Sammy Sosa, quienes continúan en la papeleta para ingresar al Salón de la Fama, más el historial de mentiras de Alex Rodríguez, deben ser tomados en cuenta por Manfred para analizar si deben quitarle la suspensión de por vida de Pete Rose.
Las apuestas de Rose, quien lo admitió en 2004 en una autobiografía, no le aumentaron sus registros, ni más ni menos sus 4.256 hits. Sin embargo, sí son cuestionables todos los hitos de Roger Clemens, Barry Bonds, Mark McGwire, Sammy Sosa, Alex Rodríguez, entre otros, porque la lista es larguísima. Todos ellos han mentido. Esas sustancias que consumieron probablemente incidieron para aumentar sus registros. Lo del Pete Rose es distinto, no se justifica su error, pero no se compara con todo lo anterior.
El venezolano Arturo Marcano, abogado, especialista en gerencia deportiva y columnista de ESPN, expuso “No creo que (Rod) Manfred le quite la suspensión tan rápido pero eventualmente lo hará”.
¿Qué considerará el comisionado Rod Manfred si compara la “Era de los Esteroides” y lo logrado por Pete Rose?
Desde La Plaza.com / Joel Paúlo Chartez