Desde La plaza » PODER » Gobierno » Barrio Adentro: Más de 704 millones de consultas médicas gratuitas en Venezuela

Barrio Adentro: Más de 704 millones de consultas médicas gratuitas en Venezuela

Barrio Adentro es responsable de al menos 704 millones 958 mil 813 consultas médicas gratuitas que se han realizado en los últimos 12 años en los sectores populares de Venezuela, después de que el Comandante Hugo Chávez pusiera fin al mercantilismo que contaminaba al sector salud, informó la presidenta de esa misión, Marelia Guillén.

¿De qué va Barrio Adentro? En 1999 ocurrió en el estado Vargas (noreste de Venezuela) una de las peores catástrofes naturales registradas en el país. El presidente Chávez convocó al sector médico a acudir a los sectores populares para brindar asistencia médica, pero no hubo respuesta humanitaria al llamado.

El monopolio burgués de los servicios de salud en Venezuela motivó a Chávez a lanzar la misión Barrio Adentro en 2003, que se convertiría en un modelo a seguir en toda la región, además de romper con el mercantilismo que perjudicaba a los sectores populares en la salud.

Antes de la Revolución Bolivariana (1999), entre 60 y 70% de las personas que vivían en sectores populares nunca habían acudido a un médico para una consulta de chequeo general, según cifras difundidas por el Ministerio de Salud.

Ante esa situación, Hugo Chávez, impulsó un programa que socializó la salud mediante la cooperación binacional: Cuba aportaría personal médico a Venezuela, y a su vez este país le retribuiría con petróleo, bajo el principio de solidaridad y humanismo entre los pueblos.

En abril de 2003 Chávez lanzó Barrio Adentro y decretó su aplicación en todo el país. Este programa no sería sólo para el pueblo, sino también sostenido con la participación del pueblo, debido a que estaría fundado en los principios de independencia, coordinación, corresponsabilidad y cooperación.

Barrio Adentro fue modelo en el ámbito de salud. En Brasil se lanzó en 2013 el plan Más Médicos, que beneficia a más de 63 millones de ciudadanos, también con la premisa de facilitar el acceso a servicios dignos en el campo de la salud a los sectores populares y cuenta con 18 mil 247 profesionales de la medicina.

Salud Casa por Casa

La presidenta de Barrio Adentro, Marelia Guillén, en una entrevista exclusiva para la multiestatal Telesur, aseguró que Venezuela se compenetró con el sistema de salud cubano porque es uno de los más importantes del mundo y tiene indicadores superiores a cualquier país desarrollado.

“El sistema de salud que promueve Barrio Adentro es resolver los problemas desde la comunidad mediante la prevención. Si se resuelve el problema instando a prevenir la enfermedad, se evita un daño mayor”, explicó Guillén respecto al programa Casa por Casa que aplica la misión.

Barrio Adentro no se trata únicamente de consultorios en zonas populares, sino también de atención en cada vivienda. Los médicos del módulo de Barrio Adentro recorren cada tarde el sector en el que trabajan ofreciendo los servicios de salud en los hogares.

Cada médico tiene un defensor o defensora de la salud que lo acompaña en las actividades de la consulta, explica la presidenta de la misión, esa persona generalmente vive en el mismo barrio en que trabaja. Los pacientes reciben los medicamentos de forma gratuita, así como también atención en diversas especialidades.

Por su parte, Carlos Muntaner, investigador de la Universidad de Toronto, indicó que: “No sólo las clases trabajadoras, sino también las clases medias usan Barrio Adentro”, lo que representa un éxito de gratuidad e intersectorialidad. Además, se relaciona con otros aspectos y misiones como la Misión Milagro, especializada en la atención a enfermedades de la vista.

La participación popular hace del proceso bolivariano un proyecto único y demostró que se puede hacer una cooperación sur sur basada en la solidaridad, argumentó Muntaner y detalla que también dio paso a otra integración en la región como Cuba-Brasil (también en el sector salud); Bolivia – Ecuador, entre otros. Todo esto impulsado por un ímpetu igualitario y de salud pública, y no de caridad como las relaciones norte-sur.

DesdeLaPlaza.com/Telesur/AMB