Desde La plaza » PODER » Acontecimientos » El Cuartel de la Montaña: ícono de la historia caraqueña de ayer y de hoy

El Cuartel de la Montaña: ícono de la historia caraqueña de ayer y de hoy

Eran las 3 de la tarde y la rumba estaba encendida en aquel lugar. La voz de Perla Tabata, bolerista de mente y corazón se escuchaba en todo el recinto. El sol, el llamado coloquialmente “catire”, no cedía, y la gente no dejaba de llegar.

Del norte y del sur, del este y oeste, niños y no tan niños se congregaron en aquel espacio, ícono de la historia y del presente de la Caracas, que precisamente este sábado arribó a sus 448 años. El lugar era el Cuartel de la Montaña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Minutos antes de aquella presentación se mezclaron personas provenientes de distintos puntos de Venezuela y fuera de sus fronteras. Hicieron un grupito y comenzó el recorrido por aquel monumento construido durante la presidencia de Cipriano Castro para hacer frente a la posible invasión extranjera de grandes potencias. Se trataba de principio del siglo XX. Se convirtió luego en Ministerio de la Defensa, y algunos años después sería un lugar referencia en la historia que encabezó el expresidente venezolano, Hugo Chávez.

Hoy en día, este espacio ícono arquitectónico y patrimonial para unos, y centro de devoción y conexión para otros, ha sido utilizado para albergar los restos del líder bolivariano. La gente camina por los espacios, escucha la voz fervorosa del guía, observa el ondear de las banderas, oye a lo lejos a la Caracas ruidosa que dejó de ser de Techos Rojos y esperan ansiosos el lugar donde reposan los restos de Chávez, creación del arquitecto venezolano Fruto Vivas.

Unos pasos por la historia

Llegar al Cuartel de la Montaña es asunto sencillo. Si es carro particular desde la avenida Sucre o el Silencio la gente te dice “allá donde usted ve el 4F”. De lo contrario, se toma el metro hasta la estación Agua Salud, se adentra a la populosa parroquia 23 de enero y el señor de la camionetica te dice “esta misma es”. No hay pérdida. Justo frente a la entrada se reconocen unos guardias que le dicen “adelante, bienvenido“. Apenas se forma un grupito, comienza el recorrido.

“Yo soy Marcos Álvarez y somos de Quito, Ecuador. No es primera vez que hago el recorrido pero esta vez quise traer a mi madre que vino de visita y no quise que se fuera sin venir a ver donde está el Comandante Chávez”, expresó este señor, en compañía de su esposa y madre.

Se mantuvieron juntos en todo momento y atentos en cada una de las paradas del recorrido que inició en la parte externa con una breve introducción de la vida y obra de Hugo Chávez. Posteriormente caminaron por el pasillo de las banderas de Latinoamérica y el Caribe, observaron a lo lejos el histórico Palacio de Miraflores y observaron la placa de cuando el Cuartel de la Montaña fue construido por ordenes de Castro hacia la primera década de 1900.

“Las veces que hemos venido nos hemos llamado de mucha emoción porque podemos darnos cuenta que Chávez no es como ahora solamente como el Comandante Supremo y Eterno, sino un verdadero líder. Esas son las razones por las que el pueblo de Venezuela como un padre aparte de nuestro Libertador Simón Bolívar”, expresó Álvarez, desde el Patio Central.

El junto a su grupo habían entrado hasta el monumento donde se encuentra el conocido “arañero de Sabaneta”. Esta obra está inspirada en los cuatro elementos fuego, tierra, agua y aire, producto de la creatividad del maestro Fruto Vivas, arquitecto creador también de la Flor de Venezuela ubicada en Barquisimeto, estado Lara.

Uno tras otro, los visitantes tocaban la tumba y se quedaban viendo las flores que estaban justo a los pies. “Orquídeas blancas, las que le gustaban a Chávez” dijo una de las guías del recinto. Se quedó en silencio unos segundos y luego condujo a los hombres y mujeres, niños y niñas a una amplia sala donde se observaron fotografías de Chávez en su última campaña presencial, elementos como su famosa tacita de peltre para el café y gigantografías junto al presidente de la República, Nicolás Maduro Moros.

Conociendo un poco más

Luzani Gascón también participó del itinerario. Ella junto a un grupo de amigos se embarcó desde Barcelona rumbo a Caracas con el fin de conocer el Cuartel de la Montaña y a su juicio “venir para acá es una parada obligatoria para todos aquellos que queremos encontrarnos con esa llama, esa esencia viva de lo que es la revolución, lo que hizo el presidente Chávez en generaciones como nosotros, generaciones Chávez que desde cualquier parte de Venezuela estamos siguiendo su legado, subrayó.

Ella quedó reflexiva al ver el video proyectado en una de las salas donde se mostró un Chávez conectado con la naturaleza o al ver las distintas actividades realizadas para los niños. “Todo esto nos llena de mucha energía, de mucha fuerza y entrar a este salón y ver a un niño jugando ajedrez con una Canaimita eso es que nos llena enormemente”, comentó.

Una pequeña Sabaneta de celebración

Y es que como parte de las celebraciones por el Natalicio de Chávez, se recreó el Cuartel de la Montaña como una pequeña Sabaneta de Barinas donde se puede encontrar desde la escuela donde estudió hasta las sala de cine de la localidad. En las respectivas salas se observaron a unos niños haciendo flores de origami, rompecabezas, leyendo en las salas de lectura o jugando papagayos elaborados por ellos mismos.

En la sala de lecturas compartiendo con los chamos estaba Natasha Moreno, mediadora de lectura de la Biblioteca Nacional quien con su sombrero autóctono recibía a los pequeños de la casa inurete en la más variada muestras de libros y cuentos. Ella comentó su emoción por la iniciativa que tal como consideró acerca a los niños a la historia de Bolívar y de Chávez en esta semana aniversario.

“Estamos aquí en el Cuartel de la Montaña, celebrando el Natalicio de nuestro Comandante Chávez y a su vez el Natalicio de Simón Bolívar, es una hermosa coincidencia que estamos del 24 al 28 de julio. Es algo grande y estamos apoyando a estos equipos que están diseñando estos trabajos culturales en el Cuartel”, señaló Moreno.

En este sentido, con su cronograma en mano, puntualizó que este domingo 26 se estarán realizando actividades para los niños tomando como referencia al Chávez deportista. Por ello se realizarán desde muy temprano, actividades que permitirán a los niños conocer el deporte y la adrenalina extrema. El lunes 27 la actividad se denomina “Un regalo de corazón entre letras” que tal como explicó, se tratarán de actividades familiares para reforzar esos valores sociales tan importantes y finalmente el 28 “Las letras toman sonido y color entre coplas” será la actividad conmemorativa del Natalicio de Chávez en la cual a través de la música llanera se le rendirá tributo al líder bolivariano.

DesdeLaPlaza.com/Jesús Villamizar