Desde La plaza » PODER » En Claves: Derechos en riesgo tras posible derogación de la LOTT

En Claves: Derechos en riesgo tras posible derogación de la LOTT

La primera Ley de Trabajo del país fue promulgada en el año de 1928, y la segunda en 1936 vigente por más de 55 años hasta 1991, año en el que se le otorga el carácter orgánico a la Ley. 7 años después en 1997,  se consagra la supresión de una de las más importantes conquistas de la clase trabajadora venezolana, la llamada retroactividad del cálculo de las prestaciones de antigüedad y se decide la liquidación del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) tan sólo un año después.

En 1999, con la llegada a la Presidencia de la República de Hugo Chávez,  la Asamblea Nacional Constituyente dejó sin efecto la liquidación del IVSS e incluyó en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela el derecho de los trabajadores y trabajadoras “a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los amparen en caso de cesantía”.

Leer además: Este viernes el Gobierno decretará Ley de estabilidad laboral 2016-2018

Posteriormente, en sintonía con los principios expresados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el año 2012, se promulga una nueva LOTT de carácter social cuyo principal objetivo es la protección de los trabajadores y de su familia, hoy te presentamos los principales aspectos característicos de esta Ley que pudiesen estar en riesgo tras una posible derogación solicitada por Fedecámaras a la nueva Asamblea Nacional que se establecerá el próximo 5 de enero.

1- La protección de iniciativas populares en el ambito laboral, como el desarrollo de entidades de trabajo de propiedad social y cualquier otra forma de asociación comunitaria para el trabajo gestionadas en forma participativa y protagónica por los trabajadores y las trabajadoras, (formas de trabajo no contempladas en la anterior Ley).

2- La prohibición de la tercerización práctica permitida por la Ley de 1997, que servía para evadir responsabilidades laborales.

3- La inclusión de personas con discapacidad a los ambientes laborales,  (no estipulado en la anterior Ley).

4- La igualdad y equidad de género en el acceso, ingreso, prosecución  y remuneración salarial.

5- El derecho al sistema de seguridad social de trabajadores independientes (ama de casa, taxistas, comerciantes, servicios de limpieza, pescadores, agricultores) quienes antes de la promulgación de la Lott no podían acceder al sistema de seguridad social.

Vea también: Venezuela supera los 3 millones de pensionados.

6- El establecimiento en diez años del lapso de prescripción para reclamos por concepto de prestaciones sociales.

7- El establecimiento de treinta días de salario como el pago mínimo por concepto de utilidades y la ampliación del pago del bono vacacional a 15 días, más un día adicional por año, hasta un máximo de 30 días, el doble de lo estipulado en la Ley de 1997.

8- La obligación de contratar aprendices y de admitir los pasantes que le soliciten las instituciones educativas con derechos a remuneración y a los beneficios establecidos en la LOTT en igualdad de condiciones salariales que el resto de los trabajadores, lo que sustituyó las pasantias no remuneradas que violaban los derechos de los jóvenes, estudiantes y aprendices. 

9- El beneficio de inamovilidad laboral de mujeres en estado de gestación y del padre extensible a dos años, en la Ley de 1997 se contemplaba solo el beneficio para la madre hasta 1 año posterior al parto y se consideraban opciones para un proceso de despido.

10- La inamovilidad permanente de padres con hijos con discapacidad, los permisos de licencia paternidad, así como el derecho a la lactancia y el beneficio de pago de la guardería y el goce de reposo pre y post natal, beneficios que incluyen otros aspectos no desarrollados en la Ley de 1997.

DesdeLaPlaza.com/MC