Desde La plaza » PODER » Hay algo eléctrico entre tu y yo

Hay algo eléctrico entre tu y yo

Sin duda alguna, en este periodo de sequía que atraviesa Venezuela, ha impactado de manera notoria en las plantas generadoras de energía eléctrica, principalmente las hidroeléctricas que proveen el 65% de la energía que consume el país.

El Estado venezolano se ha visto en la necesidad de tomar medidas para evitar una posible catástrofe en la nación, tales como: reducir el horario laboral hasta la 1:00pm y ahora, declarado un periodo de emergencia de 60 días, donde el viernes ha sido declarado como no laboral durante dicho intervalo. Estas medidas tienen una buena intención, pero también generan cierto descontento con respecto a los bienes y servicios que prestan las instituciones.

Antes de realizar un juicio sobre semejantes decisiones, valdría la pena preguntar ¿El mayor consumo energético ocurre en el sector residencial o en el empresarial? Sin caer en opiniones sesgadas por algún factor extraordinario, responder previa inquietud con datos duros seria un irrespeto, pero hace una semana aproximadamente, el Presidente Nicolás Maduro anunció la reducción en un 13% de generación de energía, los que podría dar un precedente para partir de la idea que el consumo grueso no se encuentra en el sector residencial.

Ahora, la medida es efectiva, pero drástica y extrema, tomar medidas de esta índole en situaciones de riesgos esta dentro de los parámetros normales, pero también crea un espacio para la reflexión y la incertidumbre sobre la continuidad operativa del parque industrial de la nación.

¿Como impacta en el funcionamiento del aparato productivo nacional, la inasistencia de los trabajadores los días viernes y la reducción del horario laboral hasta la 1:00pm?

Nuevamente, seria un irrespeto dar una respuesta con datos duros que no se publican de parte de los afectados, pero debe tener un impacto en sus bienes y servicios que proveen para los venezolanos. Bajo dicha premisa, existe alguna alternativa, una solución concreta y viable acorde a la situación actual, pues siempre hay n-caminos para recorrer, uno de ellos es el tele-trabajo o telecommute.

¿Como puede impactar el tele-trabajo o telecommute en el consumo eléctrico?

Una persona que tenga un día libre y se quede en casa, no dejara de consumir y de disfrutar del consumo eléctrico para realizar sus labores domésticas, dado la reducción del 13% de generación que permite la grieta para suponer que el consumo residencial no es el que genera mayor impacto en el sistema eléctrico nacional, entonces ¿Por que no ofrecer la posibilidad a los trabajadores de realizar sus actividades desde la comodidad de su hogar?

Existen miles de detractores de esta solución, pero así como la Ciencia fluctúa constantemente y lo único certero es el cambio, debemos recordar a los lideres políticos y económicos, que las relaciones laborales han cambiado y los modelos gerenciales también, es hora de realizar un cambio profundo y renovar las formas, colores y texturas hacia nuevos caminos, tomando en cuenta que actualmente el grueso profesional de las naciones reside en las generaciones X, Y y Z.

El trabajo digno y liberador empieza por reconocer los errores de esquemas obsoletos y renovarlos para proveer a los trabajadores un espacio de acción donde puedan potenciar al máximo sus capacidades cognitivas, creativas e innovadoras.

Evidentemente, esta solución no aplica para todos los sectores y profesionales de las empresas (sin importar su tamaño), pero evitaría un vehículo transitando, un usuario menos en el sistema público de transporte, un trabajador menos en la oficina consumiendo recursos. Además, el trabajador podrá seguir ejecutando sus labores desde su casa o sitio de preferencia.

La tecnología existe, desde sistemas de mensajería instantánea, correo electrónico, videoconferencias, sistemas de seguimiento de proyectos y redes privadas virtuales para proteger la información, es decir, la tecnología dedicada no solo para atender una necesidad puntual, tecnología dedicada para mejorar la calidad de vida y laboral de los trabajadores.

Y como siempre se ha mantenido en esta columna, lanzamos una pregunta a nuestros lectores, ¿Trabajar significa cumplir con un horario laboral o cumplir con tus asignaciones?

La tecnología es generada por seres humanos, ella se debe a los humanos para generar tecnología mas humana y evitar la catástrofe de crear humanos tecnológicos.

DesdeLaPlaza.com / José Manuel España Figueroa.

Twitter: @YoSoyChiqui / @droidstarVE