Desde La plaza » PODER » internacionales » Estos son los primeros registros de lo que ha quedado de Palmira

Estos son los primeros registros de lo que ha quedado de Palmira

Palmira
Palmira

Con el fin de liberar a la ciudad de Palmira en Siria de las fuerzas militares del Estado Islámico, en estos momentos zapadores sirios se encuentran liberando las calles de minas y otros explosivos, según informa TASS citando a la cadena Al Ihbaria.

Los zapadores son unidades que actúan en todo el campo de batalla en primera línea acompañando a la infantería o carros con el propósito de hacer aperturas de brecha (abrir pasillos en campos de minas, alambradas, remoción de obstáculos contra-carro)

Estas son unas labores denominadas dentro del ámbito militar como apoyo a la movilidad, en extrema vanguardia o incluso en territorio enemigo, acompañando normalmente a unidades de operaciones especiales o de reconocimiento, realizando PRP (Patrullas de Reconocimiento en Profundidad) para obtener información sobre defensivas enemigas, itinerarios para las fuerzas propias(incluyendo reconocimiento de puentes, vados, carreteras, etc.)

Así se libra la batalla por Palmira en estos momentos

De las estructuras destruidas por lo rebeldes se empiezan a conocer los primeros datos donde destaca que las columnas romanas de la Gran Columnata que se encuentran de camino a Ágora, una plaza céntrica comercial, han logrado mantenerse sin mayores daños.

Igualmente se presenta la misma situación para el teatro romano, pero el arco de triunfo, que era un símbolo de la ciudad, no está en su lugar, al igual que la mayoría de las estatuas y bajorrelieves.

Entre otras destrucciones ejecutadas por el grupo rebelde el templo de Baalshamin (siglo II), el templo Bel, consagrado al dios semita, y la necrópolis.

Templo de Baalshamin
Templo de Baalshamin

Asimismo los yihadistas saquearon el museo arqueológico, donde se encontraban reliquias halladas durante excavaciones. Las salas del museo quedaron desoladas, con estatuas rotas de patricios y dioses paganos en el suelo entre la basura y restos de estuco caído.

Los escaparates, donde antes se guardaban objetos antiguos, están rotos y numerosos adornos, collares, anillos, ánforas, figuritas, sellos y monedas han sido robados.

En la entrada del museo falta la estatua del León de Al Lat (siglo I), que fue destruida por los yihadistas en cuanto se apoderaron de la ciudad.

León de Al-Lat del I siglo d.C. situado en la entrada del Templo de
León de Al-Lat del I siglo d.C. situado en la entrada del Templo de

DesdeLaPlaza.com/RT/NR