Desde La plaza » PODER » internacionales » Fenómeno El Niño: Riesgos de su avance inminente

Fenómeno El Niño: Riesgos de su avance inminente

El fenómeno El Niño está causando estragos

Venezuela ubicado en el Sur de América percibe los efectos de El Niño, un fenómeno natural que en esta parte del continente se caracteriza principalmente por fuertes sequías y el bajo nivel de sus embalses de agua.

Sin embargo, los efectos a escala global son de gran magnitud ya que de acuerdo a un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  más de 60 millones de personas serán afectados en todo el mundo, de las cuales ya 4,2 millones viven los embates de El Niño en Centroamérica.

Leer más: Espacios naturales más afectados por el Fenómeno “El Niño” en Venezuela

El fenómeno representa el más dramático de los últimos tres lustros y al parecer será el más potente de los últimos 65 años de acuerdo a una proyección realizada por la Organización Mundial de la Meteorología (OMM).

Además, las estimaciones de afectados parecen ir en aumento ya que hasta la fecha 4,7 millones de personas han sido víctimas de El Niño en el Pacífico occidental y 30 millones en África austral. Más de 20 millones permanecen en riesgo en otras partes del mundo.

El pronunciamiento de la NASA no es más esperanzador. La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio confirmó que este fenómeno natural será el más poderoso de la historia y en nuestro país así como el resto de los países de Suramérica se manifestará con ausencia de precipitaciones e incremento paulatino de las temperaturas.

¿Qué podemos hacer ante el inminente avance de este fenómeno? ¿Podemos tomar previsiones para que tenga un menor impacto en nuestras vidas?

La salud ante todo

El Niño es catalogado como fenómeno de grandes proporciones y el mismo se deriva partir del calentamiento del Océano Pacífico oriental ecuatorial, el cual tiene su manifestación erróneamente en forma cíclica, entre tres y ocho años.

En el caso particular de esta región se manifiesta en una fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño-Oscilación del Sur.

Leer también: Aplicarán medidas para promover el ahorro y la preservación del agua ante “El Niño”

Países como Venezuela, Colombia y Guayana se ven expuestos a efectos cambiantes de la temperatura, además de fuertes sequías, incendios forestales y la aparición de brotes epidemiológicos.

El médico Chrysntians Jaimes, especialista en temas de salud pública, manifestó que los cambios drásticos en la temperatura global, bien sea exceso de precipitaciones o largos períodos de sequía influyen directamente en la salud de los seres humanos por lo cual la prevención y cuidado son vitales mientras se mantiene el fenómeno.

En el caso de Venezuela hemos evidenciado un prolongado período de sequía que genera efectos directos en pacientes propensos a sufrir alergias, debido a la alta concentración de polvo o partículas en el aire”, explicó.

En este sentido, enfatizó que “las olas de calor influyen en los niveles normales de tensión en el caso de los pacientes hipertensos, así como las afecciones en la piel referidos a pacientes atópicos y antecedentes de psoriasis o lesiones frecuentes a exposición de los rayos solares”.

Te puede interesar: Efecto El Niño provoca grandes olas en Chile

Además, agregó que “se presentan problemas de salud asociados directamente a la falta de agua por lo cual es común la propagación de cuadros de deshidratación y agravamiento de enfermedades sistémicas como la diabetes. Todos las pacientes con enfermedades en general se ven afectados”.

Señaló además, que indirectamente inciden en la salud nutricional. “La falta de agua evita el riego adecuado de plantaciones y cultivos, colapsa los servicios públicos de higiene y distribución de agua así como la presencia de agentes biológicos como el cólera, el paludismo y el dengue”.

En relación a la alimentación, explicó que se debe prestar especial atención a los alimentos ingeridos así como el buen estado de los mismos, situación que sin lugar a dudas evitaría impactos directos en el sistema digestivo de los seres humanos.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones adicionales dadas por el especialista, se encuentran el mantener buenos hábitos de alimentación y de higiene, la vigilancia constante del entorno inmediato donde se vive y se trabaja para así disminuir los factores de riesgo que se puedan presentar.

De igual forma, recomendó mantener una hidratación constante, cuidar las reservas de agua y utilizar el vital líquido de manera racional.

El fenómeno de El Niño se manifiesta de manera diferente en cada región del mundo y aun cuando existen circunstancias naturales que escapan de los seres humanos, la conciencia y la prevención son fundamentales para enfrentar fenómenos naturales de gran impacto para el planeta tierra. 

DesdeLaPlaza.com/Jesús Villamizar