Desde La plaza » PODER » internacionales » ¿Guerra de divisas? Japón adopta tasas de interés negativas

¿Guerra de divisas? Japón adopta tasas de interés negativas

Como medidas preventivas a la débil  economía de la volatilidad del mercado y de las amenazas de la economía mundial, el Banco Central de Japón ha tomado una decisión ‘de choque’, adoptando tasas de interés negativas con la cuota sujeta en 0,1%, lo que podría generar consecuencias como la caída del yen y una posible guerra de divisas,  esta medida se creó con la finalidad de que los bancos comerciales utilicen el exceso de reservas para poder realizar préstamos a las empresas.

Leer más:  Construyen en Japón la planta solar flotante más grande del mundo

La decisión se produjo días después de que el presidente del banco, Haruhiko Kuroda, sugiriera que había descartado medidas drásticas de flexibilización para impulsar la confianza empresarial. “El Banco de Japón reducirá la tasa de interés aún más hacia índices negativos en caso de que sea necesario”, señaló el presidente.

Por tanto, la medida merma el riesgo de que la confianza empresarial japonesa sufra las ‘turbulencias’ de la economía global. Este cambio se anuncia una semana después de que las estadísticas mostraran que en 2015 la economía china había crecido al ritmo más lento del último cuarto de siglo.

Inmediata respuesta del mercado tras el recorte de la tasa

Tras el recorte de la tasa se manifestó una inmediata respuesta de acciones en cadena. De tal modo, que el índice Nikkei, que representa las fluctuaciones de divisas de acciones de 225 empresas del país, recibió más de 500 puntos pocas horas después de la reforma. Sin embargo, pronto las acciones volvieron a caer, puesto que los operadores entendieron las consecuencias más amplias de la medida: la caída del yen y una posible guerra de divisas.

Contexto

Los expertos afirman que el debilitamiento del yen podría desatar una serie de guerras monetarias. Así, varios países han escogido últimamente el rumbo de debilitar las divisas.

Por tal motivo, la presión sobre el yen puede aumentar significativamente, mientras que los países buscan conseguir una tasa de cambio baja para aumentar la cantidad de exportaciones nacionales, advierte Timur Turlov, jefe de la compañía de inversiones Freedom Finance,

DesdeLaPlaza.com/RT/WG