Desde La plaza » PODER » internacionales » La felicidad no es un app que se descarga en el celular

La felicidad no es un app que se descarga en el celular

Instagram
Instagram

El Papa Francisco dijo este domingo, 24 de abril, a más de 60 mil adolescentes que “el amor es el documento de identidad del cristiano, es el único ‘documento’ válido para ser reconocidos como discípulos de Jesús” y recordó que “vuestra felicidad no tiene precio”.

Desde la Plaza de San Pedro,  recalcó que la felicidad no es un app que se descarga en el teléfono móvil.

En tal sentido, reflexionó en referencia a la obsesión que muchos jóvenes guardan con la tecnología, el Papa hizo un símil con la vida de un cristiano: “si en vuestra vida no está Jesús es como si no tuvierais cobertura”.

Sumo pontífice también dijo a los jóvenes que debían luchar por un “amor concreto”, y no por uno “de telenovela”.

“Ni siquiera la versión más reciente podrá ayudaros a ser libres y grandes en el amor”, indicó el pontífice en su homilía en una misa que ofició ante la basílica de San Pedro para miles de adolescentes entre los 13 y 16 años de edad.

“No confiéis en quien os distrae de la verdadera riqueza, que sois vosotros, cuando os digan que la vida es bonita solo si se tienen muchas cosas”, añadió el Papa, quien además apuntó que debían desconfiar de quienes les digan que debían fingir fortaleza como “los héroes de las películas” o siempre estar a la moda para ser felices.

El jerarca de la igleia católica recordó, además, a los jóvenes que el amor es la verdadera identidad de un cristiano y que éste debe ser concreto y no andar “en las nubes”.

Pero el líder católico no se quedó allí, y describió que este amor debe estar libre de la pretensión de desear a la persona como se desean los objetos personales, este debe ser en libertad.

“Siempre existe la tentación de contaminar el afecto con la pretensión instintiva de tomar, de ‘poseer’ aquello que me gusta. Y también, la cultura consumista refuerza esta tendencia (…) Pero cualquier cosa, cuando se exprime demasiado, se desgasta, se estropea; después se queda uno decepcionado con el vacío dentro”, explicó el Papa argentino durante la mira.

 

DesdeLaPla.com/teleSUR/Aciprensa.com/CAB