Desde La plaza » PODER » La violencia opositora destroza la sede del TSJ en Chacao

La violencia opositora destroza la sede del TSJ en Chacao

Una nueva jornada de protestas violentas se vivieron este 8 de abril en diversos sectores del este de Caracas, luego de que una nueva convocatoria de la oposición a marchar hacia el centro de Caracas terminara en violencia, guarimbas y destrozos de la propiedad pública y privada, como lo fue la sede del TSJ en Chacao, donde funciona la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM).

Concentrados en diversos puntos de la ciudad, empezaron a marchar para luego entablar enfrentamientos con los cuerpos de seguridad del Estado al no tener autorización para llegar hasta la sede de la Defensoría del Pueblo, como lo convocaron en principio algunos dirigentes opositores la tarde del jueves pasado.

Luego, como es costumbre, empezaron a trancar vías con barricadas de basura, escombros y cauchos quemados para imposibilitar el libre tránsito de los caraqueños por la ciudad. Así mismo hicieron el jueves pasado en lo que fue una jornada más de violencia y guarimba por parte de la oposición venezolana, causando destrozos en instalaciones del Metro de Caracas, en la estación de la Plaza Altamira.

Esta vez fue el turno de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura en Chacao, que es el segundo organismo más importante dentro del TSJ. Los facinerosos, luego de trancar la principal arteria del municipio, la avenida Francisco de Miranda, ingresaron al edificio, destrozaron cuanto encontraron a su paso y le prendieron fuego.

Los daños son considerables y muestran un alto nivel de violencia de los manifestantes, ante el llamado de los dirigentes opositores de dirigir esfuerzos en contra de los magistrados del TSJ

Agresión a equipo de Venezolana de Televisión

Más temprano, en las inmediaciones de Parque Cristal, al este de la ciudad, el equipo reporteril del canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), encabezado por el periodista Jesús Manzanares fue agredido por manifestantes opositores.

La violencia no fue solo verbal, los opositores empujaron al equipo de VTV y uno de ellos intentó arrebatarle la cámara hasta que, en el forcejeo, terminó destrozando también su equipo de trabajo. Manzanares luego denunció que le fueron robadas sus credenciales, documentos personales y dos teléfonos celulares.

¿Esta es la libertad y democracia sobre la que tanto reclaman los opositores?

¿Dónde están los dirigentes opositores haciéndose responsables de estas acciones luego de que llaman a marchar?

¿Sabía usted que un grupo de ellos, entre quienes figura Julio Borges, están fuera del país?

DesdeLaPlaza.com/Simón Herrera