Desde La plaza » PODER » Acontecimientos » ¿A qué se deben los ataques con granadas en el país?

¿A qué se deben los ataques con granadas en el país?

La mañana de este miércoles, sujetos desconocidos lanzaron una granada hacia una vivienda en Maracaibo, estado Zulia, ubicada cerca del Liceo Norman Prieto Ramos de la urbanización El Naranjal.

El explosivo no detonó y cuerpos policiales acordonaron la zona. El propietario de la vivienda, de religión cristiana, desconoce por qué atacaron su hogar. Sin embargo, este no es el primer hecho de este tipo que se registrar en el país durante los últimos días.

En horas de la madrugada del martes,  también fueron lanzadas dos granadas a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Higuerote, estado Miranda. Los artefactos no se activaron, por lo que no hubo daños ni heridos.

Lee más: OLP detiene a 34 presuntos paramilitares en Táchira

Esto sin contar que en el último fin de semana del mes de septiembre, cinco organismos policiales ubicados en varios puntos del territorio nacional fueron atacados con granadas, en su mayoría por presuntos delincuentes a bordo de motocicletas, dos de los cuales fueron capturados y puestos a la orden de la fiscalía.

El primer ataque ocurrió la noche viernes 25 en la ciudad de Mariara, estado Carabobo, donde fueron lanzadas dos granadas aturdidoras a la sede del CICPC, ocasionando daños en una de las patrullas situadas en el lugar.

El sábado 26 otra granada fue lanzada contra la subdelegación del CICPC en El Llanito, en Caracas. El artefacto solo afectó la reja de la edificación y causó una grieta en el pavimento.

El domingo 27 se cometieron tres ataques más: el primero  contra una comisión de Polibaruta en La Mercedes, en Caracas, fueron detonadas dos granadas que dejaron 10 personas heridas, entre ellos cuatro civiles.

El segundo del día fue contra el Centro de Coordinación Policial de San Juan de los Morros, en Guárico. Los perpetradores (de 18 y 16 años de edad) fueron detenidos en el acto, pues tuvieron un accidente durante la huida.

El último se produjo en horas de la noche contra la sede del centro de Coordinación Policial número 7 de Polimiranda, causando daños materiales a vehículos e inmuebles ubicados en las inmediaciones.

15 ataques

Pero estos no son los únicos hechos de este tipo que se han efectuado en lo que va de año. De acuerdo con las cifras publicadas en el diario El Universal, las estadísticas que maneja la Policía de Miranda arrojan que en lo que va de año se han producido 17 ataques con granadas, ocasionado la muerte de 15 personas: 11 civiles y cuatro policías, además han dejado 50 personas heridas, 33 de las cuales eran agentes del orden público.

Presuntos móviles

Pero, ¿por qué ocurren esos hechos?, ¿cómo el hampa común tiene acceso a granadas?, ¿son acciones coordinadas?

Según declaraciones del defensor del Pueblo, Tarek William Saab, para Unión Radio, estos ataques son las respuestas de los criminales a la actuación del Estado contra las bandas organizadas. Ya que recientemente,  gracias a la actuación de los cuerpos policiales los delincuentes que han sido enfrentados y abatidos dentro de lo que implica la ley.

Sin embargo, según un análisis hecho por el Ministerio de Interiores, Justicia y Paz; la muerte de Jhonny Enrique Aponte Castillo (49), apodado “Mini Joe” y considerado el “pran de los pranes”, y fue abatido el pasado jueves por una comisión del CICPC, fue el detonante de los ataques.

Además, un día antes también cayó abatido en la Cota 905 en Caracas, alias “Alejandrito”, supuesto cómplice de Mini Joe, por lo que presuntamente las bandas aliadas iniciaron “su venganza” contra los cuerpos de seguridad.

En Venezuela, las granadas son artefactos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, por lo que han sido reiterativos los llamados a las autoridades a dar una explicación sobre esta situación.

El criminólogo Javier Gorriño dijo para El Universal que este tipo de explosivos se han convertido en “una de las armas favoritas de los delincuentes” por su poder disuasivo, al extremo que en 41% de los delitos cometidos en el país utse usan estos explosivos.

¿Plan antielectoral?

Por su parte, dirigentes de la oposición venezolana han sido reiterativos con la acusación que estos hechos forman parte de un plan que busca distraer la atención de la población de los problemas sociales como la escasez  y que intentan evitar las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

Incluso Oscar Pérez, político venezolano actualmente asilado en Perú, pidió que estos hechos se denunciaran ante instancias internacionales como la  OEA, ONU y Parlamento Europeo, pues a su criterio “busca es generar un clima de tensión y zozobra de cara al próximo proceso electoral”.

“Los menos interesados en que se genere violencia a pocas semanas del 6D son los factores democráticos que adversan a Nicolás Maduro y Diosdado Cabello (…)  Lo que me lleva a pensar que de manera tendenciosa y criminal hay sectores que desesperados frente a la realidad electoral”, expresó.

Mantienen investigaciones

Mientras tanto, se mantienen las investigaciones para aclarar estos sucesos. Al menos así lo aseguró este martes la fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, en su programa radial “Valores y Justicia” trasmitido por Unión Radio.

Además recalcó que Ministerio Público tiene toda la intención de descubrir el motivo de estos hechos y sobre todo de “esclarecer como estos particulares tienen estos artefactos explosivos“.

DesdeLaPlaza.com /Agencias /ABD