Desde La plaza » POP » ‘Hay alguien allí’, una mirada a la vida autista

‘Hay alguien allí’, una mirada a la vida autista

La combinación entre una buena producción, un guión impecable y una historia cuyo mensaje innova en las creaciones cinematográficas venezolanas y que toca las fibras más sensibles del ser, es lo que podemos encontrar  en “Hay alguien allí”, un documental que nos permite tener una perspectiva de cómo es la vida de las familias cuando uno de sus miembro es autista.

La historia se enfoca en Helena, una pequeña de nueve años de edad con autismo, cuyos padres Eduardo Viloria y Gioconda Mota (director y productor respectivamente) emprenden una investigación para conocer cómo será el futuro de su hija cuando llegue a la adultez.

Este proceso los lleva a conocer el trabajo de Lilia Negrón, una doctora que entre los años 60 y 70 fue pionera en el estudio del autismo en el país, ofreciendo diagnóstico y atención diferenciada a los padres que habían perdido la esperanza frente a posiciones médicas como “retardo mental”, “mala crianza” o “falta de afecto”.

Fue así como dieron con los casos de Giovanny, Lilian y Derick, niños autistas que fueron tratados por Negrón desde 1976 y actualmente son adultos con notorias discapacidades, pero cuyo ejemplo, ayuda a la evolución de los tratamientos que se aplican en la actualidad para personas con la misma condición.

Hay alguien allí
Gioconda Mota y Eduardo Viloria padres de Helena, protagonista de Hay alguien allí y productores del filme

Adultos autistas

Conocer la vida adulta de personas con autismo es otro de los puntos impactantes de este filme, pues la información sobre esta afectación se enfoca principalmente en los niños, como si venciese una vez llegan a la edad adulta, cuando la condición es de por vida.

En “Hay alguien allí” no existen definiciones del autismo, explicaciones científicas o búsqueda de una cura, se trata de una ventana a una realidad, que busca generar  tolerancia, conocimiento y respeto hacia estas personas.

“La apuesta fue mostrar realmente lo que es y cómo es. Consideramos que solamente así podríamos llegar a tocar aspecto más íntimos y profundo que propiciaran un acercamiento y la necesidad de saber (…) vivimos en una sociedad altamente intolerante, y quizás ver la situación desde la perspectiva interna haga cambiar la perspectiva del nuestro ser”, destacó Gioconda Mota.

Hay alguien allí, en el cine

“Hay alguien allí” fue proyectada desde abril de 2014 en 20 salas de cine digitales en cuatro ciudades del país: Caraca, Maracay, Valencia y Barquisimeto. Se realizaron 10 funciones con el Gran Cine Movil en los estados donde no hay cine digitales con proyecciones completamente gratuitas.

Fue proyectada en las salas Clínex de Tolón, San Ignacio, Líder, Unicentro El Marqués, Manzanares y Centro Plaza (Caracas), La Trinitarias (Barquisimeto), Sambil  (Valencia), Hiper Jumbo (Maracay).

Para nosotros la película es una herramienta social que busca poner en discusión humana, sensible e integral del autismo en el debate público venezolanos, tanto en la sociedad así como las instancias que tienen que ver directamente con ello”, comentó Mota en esa oportunidad.

Desde La Plaza /Anabel Barrios Díaz