Desde La plaza » Columnistas » Desde La Butaca » El cine de acción necesita más “Mad Max”

El cine de acción necesita más “Mad Max”

¡Electrizante!  Así en una sola palabra, se puede describir la genialidad del regreso al cine de Mad Max, esta vez bajo el título Furia en el camino, una apuesta arriesgada para su director, George Miller, que decidió volver al ruedo  con la saga que se creía concluida hace más de 30 años y que en su momento, lo elevó al estrellato y lo consagró como un director de culto.

mad

Mad Max: Furia en el camino, está desarrollada en un futuro postapocalíptico, donde las guerras se originan por los recursos naturales, lo que ha convertido a la humanidad en vulnerable  y salvaje, viviendo bajo el dominio de los más astutos (cualquier parecido con la actualidad, es mera casualidad)

Este es el mundo donde vive Max (Tom Hardy), un nómada atormentado por los fantasmas de su pasado, que es capturado por los subalternos del  Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne) -un líder malvado que le miente a su pueblo con falsas doctrinas y haciéndoles creer que él es todo poderoso – y es tratado como alimento  para los guerreros de esta extraña sociedad.

Es allí donde, por una serie de eventos de subversión, conoce Imperator Furiosa (Charlize Theron) una traidora del régimen que roba una preciada carga y  da inicio a la más épica persecución vista  la pantalla grande este año, donde los amantes de los carros no quedarán decepcionados (con el permiso de los fans de Rápido y Furioso).

 Joya gráfica

Visualmente esta cinta resulta una joya gráfica. Ni el guión, ni la dirección de fotografía escatimó en la ejecución de escenas grotescas, impactantes y extrañas, que le dan un sello reconocible y único. Además, la presencia de la acción desde los primeros minutos logra que el espectador tema parpadear y perderse  cualquier detalle.

Te puede interesar: Todas las referencias ocultas en “Mad Max: Fury Road” (+Video)

Si bien es cierto que hubiese sido increíble que Mel Gibson (protagonista en las primeras entregas) tuviese participación en esta película, su ausencia es bien suplida por el trabajo de Charlize Theron que se roba el protagonismo con una increíble interpretación de Furiosa, una rebelde que más allá de distraer por su belleza, cautiva con su ira contenida y frustración.

mad max

Pero no solo se queda allí, el elenco en su conjunto está conformado por un camaleónico grupo de actores que se desligan de sus anteriores y reconocidas interpretaciones, para darle vida personajes inexistentes y que resultan totalmente creíbles.

Lo mejor es que el exceso de escenas cargadas de adrenalina no distrae de la inteligente trama, que son un acertado llamado de atención y un vistazo al posible futuro de la tierra y sus habitantes.

Mad Max: Furia en el camino es sin duda una obra maestra, un impecable espectáculo de acción argumentado en una historia compleja que le da carácter y que es la entrada a un nuevo clásico del cine.

¿Podría decirse que George Miller se superó a sí mismo? Totalmente. Sean sus testigos.

Lee más: Mira los carros de Mad Max: Fury Road en versión Lego

DesdeLaPlaza.com /Anabel Barrios Díaz