Desde La plaza » POP » Publican estudio sobre el clima de Game of Thrones

Publican estudio sobre el clima de Game of Thrones

Clima de Game of Thrones
Recientemente, se publicó un artículo bajo el nombre de Samwell Tarly en la revista Philosophical Transactions of the Royal Society of King’s Landing, en el que el autor explica el clima de Game of Thrones y además, predice sus posibles cambios en el futuro.

La investigación de Tarly que también se encuentra en Dothraki y High Valyrian, desvela que el ambiente de la serie se caracteriza por tener cambios irregulares de estaciones, un claro ejemplo de esto es que el invierno y el verano pueden durar años e incluso décadas.

En la Tierra, los patrones estacionales se basan en la órbita del planeta, el eje de su rotación en el modelo está inclinado de tal manera que un hemisferio está siempre más cerca del Sol. Mientras que el eje de rotación del planeta cambia constantemente su pendiente, lo que conduce a un cambio estacional irregular.

Con la ayuda de modelos computarizados, se probó por qué en la parte norte del planeta se forman zonas en las que los caminantes blancos entran en hibernación durante el verano y también determinaron las rutas más rentables para el comercio en el Mar Angosto. Mientras que con la ayuda de un mapa de presión atmosférica, la dirección y potencia del viento, demostraron la prevalencia del clima frío y húmedo en las Islas del Hierro.

Por otro lado, el investigador Dan Lunt del Instituto Cabot dijo en un en un comunicado de prensa que: “Debido a que los modelos climáticos se basan en procesos científicos fundamentales, son capaces no sólo de simular el clima de la Tierra moderna, sino que también puede ser fácilmente adaptado para simular cualquier planeta, real o imaginario, siempre que las posiciones y alturas continentales subyacentes y profundidades del océano sean conocidos”.

Otros científicos que también han estudiado con anterioridad los diferentes patrones estacionales de la serie de HBO, en los que se incluye su intensa actividad volcánica y meteoritos regulares o colisiones de asteroides, por lo que cualquiera de estos podría llevar a un planeta a un invierno impredecible. Mientras volcanes y asteroides pueden enfriar el planeta, este impacto no equivale a la oscuridad, el científico climático de la NASA, Peter Griffith, señala que en su mayoría estas son especulaciones.

Por su parte, el autor del estudio no solo se limitó a simular el estado actual del clima, también simuló sus posibles cambios como por ejemplo, un aumento en la emisión de gases de efecto invernadero de la atmósfera y resultó que duplicar el contenido del dióxido de carbono en la atmósfera podría provocar un aumento de la temperatura de aproximadamente 2,1 grados centígrados. Esto provocaría que aumente significativamente el nivel del mar en el planeta e inundación parcial de las ciudades.

DesdeLaPlaza.com/Con información de Cochinopop