Desde La plaza » RAÍZ » Se cumplen 229 años del natalicio del prócer Rafael Urdaneta

Se cumplen 229 años del natalicio del prócer Rafael Urdaneta

Hoy, 24 de octubre, se celebran los 229 años del nacimiento del prócer Rafael Urdaneta, hombre que brindó su apoyo y total lealtad a quien es conocido hoy en día como el Libertador, Simón Bolívar.

Rafael José Urdaneta Farías, nació en la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, el 24 de octubre de 1788 y falleció en París, Francia el 23 de agosto de 1845. Fue hijo de Miguel Jerónimo Urdaneta Barrenechea y Troconis y María Alejandrina Farías Jiménez de Urdaneta, ambos de descendencia española.

Fue educado, inicialmente, en su tierra natal, para luego ingresar al Seminario de Caracas para estudiar Latinidad. Regresó a Maracaibo a estudiar Filosofía en el Convento Franciscano, lugar que favoreció a la ampliación de conocimientos.

Urdaneta, viajó por primera vez a Santa Fe (Bogotá) en 1804, a petición de su tío Martín de Urdaneta y Troconis. Se instruyó en el Colegio de San Bartolomé y posteriormente fue nombrado Oficial Tercero del Tribunal, para responsabilizarse de los pagos a las tropas del Virreinato de Nueva Granada, donde tuvo la posibilidad de conocer sobre administración de personal militar.

Más tarde se integró al movimiento revolucionario que surgió en Santa Fe Bogotá y después de tres días pasó a ser miembro del batallón de Voluntarios de la Guardia Nacional, inventado por la Junta Suprema de Santa Fé. El 1 de noviembre de 1810 se crea el primer batallón de la Nueva Granada y Urdaneta se incluye con el grado de teniente.

El militar y político venezolano participó en varias acciones de la Campaña Admirable, encabezada por el Libertador, entre ellas las Batallas de Niquitao y Taguanes.

La Guerra de Independencia

En 1824 es nombrado Independiente del Zulia y en 1828 a este hombre, considerado como uno de los más leales a Bolívar, le tocó desde la Secretaría de Guerra, condenar a los asesinos que septiembre que intentaron quitarle la vida.

Seguro sobre la culpabilidad de Santander, éste fue condenado por no haber impedido la “conspiración contra el jefe supremo de la nación.

Intentó salvar la obra de Bolívar en 1829, junto a la unidad de la Gran Colombia y asumió la presidencia siendo el último presidente de la Gran Colombia.

Murió en París el 23 de agosto de 1845.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KH