Desde La plaza » RAÍZ » Barra del Caracas FC aún exige justicia por agresión de policía de Anzoátegui

Barra del Caracas FC aún exige justicia por agresión de policía de Anzoátegui

Foto: Dorwis Gómez

Semanas atrás en un partido realizado en el estadio José Antonio Anzoátegui, correspondiente a la jornada 11 del Torneo Clausura 2016 entre el Caracas FC y Deportivo Anzoátegui SC, se produjeron enfrentamientos violentos entre los cuerpos de seguridad regionales y la barra del Caracas FC denominada Los Demonios Rojos, esto trajo como consecuencia varios heridos entre policías e hinchas del “Rojo”, así como las detenciones de 10 fanáticos, de los cuales 9 fueron puestos en libertad bajo medidas cautelares.

Según indica el comunicado emitido por Los Demonios Rojos en sus redes sociales, los hechos se iniciaron cuando los aficionados caraqueños hacían su entrada al estadio donde fueron recibidos por los efectivos policiales. Al momento de iniciarse la revisión corporal los hombres fueron requisados de manera hostil y con violencia verbal por parte de los funcionarios.

Posteriormente iniciaron las requisas con las mujeres recibiendo por parte de la policía un trato discriminatorio y tocando de manera inapropiada sus partes íntimas (cabe destacar la ausencia de policías del género femenino para el trato de las mujeres), esto generó que los hinchas, al ver la situación, fueran a reclamarle a los agentes que respondieron violentamente utilizando el uso desmedido de la fuerza.

Comunicado de la barra del Caracas FC

Ya en el partido el Caracas FC ganaba en el primer tiempo con marcador de 3 a 0 y aproximadamente a los 40 minutos del compromiso, los agentes policiales amedrentaron y agredieron con palos, piedras, botellas y perdigones a los aficionados que en ningún momento buscaron enfrentarse a la hinchada local, como se creía al principio y que luego aclaró la barra oriental en un comunicado.

Comunicado Barra Deportivo Anzoátegui SC

comunicado-barra-anzoategui
Crédito: @LaImpertienete

Ya al finalizar el encuentro, la policía inició un nuevo enfrentamiento donde utilizando perdigones y armas de fuego evitaron la salida de los barristas del estadio, quienes fueron objeto de robos por parte de los funcionarios al igual que los choferes que los trasladaron.

Luego de estos hechos varios medios de comunicación se hicieron eco de la noticia y se dio a conocer la detención arbitraría y violenta de los fanáticos: José Birriel, Moisés Rojas, José Hernández, José Soles, Víctor Pineda, Karl Bermúdez, Norwys Guerrero, Esteward Segovia, Dhangi Alviares y Carlos Conde.

Los Demonios Rojos iniciaron una serie de denuncias ante la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público tanto en Caracas como en las sedes ubicadas en el estado Anzoátegui, en la cual abogaron por la pronta liberación de los 10 detenidos y que se consigan a los culpables por los más de 60 heridos con perdigones, armas blancas entre otros objetos contundentes y paguen por sus delitos.

De los 10 fanáticos 9 ya fueron puestos en libertad bajo medida cautelar, solo dejando detenido a Carlos Conde, vocero de Los Demonios Rojos y de la Barra Libertador de América (Barra de La Vinotinto), a quien se le acusa de intento de homicidio en grado de frustración y detección de arma blanca dictándole privativa de libertad.

Audiencia e incongruencias en caso Carlos Conde

En declaraciones de José Conde, hermano de Carlos Conde y quién también es vocero de la Barra del Caracas, se pudo conocer que el día 14 de septiembre se celebró la audiencia oral para oír al detenido, en donde se conoció que la acusación del fiscal vulneró los derechos y garantías fundamentales previstos en los artículos 175 y 180 del Código Orgánico Procesal Penal.

En dicha audiencia no se imputó correctamente al detenido, ya que no se explicó de manera clara la participación de Conde en los hechos investigados, y donde el fiscal solo se refirió a lo que decía el acta policial, violando así el debido proceso y el derecho a la defensa, ya que en lo establecido en la sentencia 345 de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia se declara lo siguiente: “El solo dicho de los funcionarios policiales, no es suficiente para inculpar al procesado, pues ello solo constituye en un indicio de culpabilidad”.

Por lo que el día 21 de septiembre Los Demonios Rojos introdujeron un recurso de apelación conforme al artículo 439 del Código Orgánico Procesal Penal en concordancia con los artículos 175 y 180 ya mencionados, así como el artículo 26 de la Constitución nacional que establece que: “Toda persona tiene derecho de acceso a los órganos de justicia para hacer valer sus derechos e intereses, incluso los colectivos o difusos; así como garantizar la tutela efectiva de los mismos y obtener con prontitud la decisión correspondiente, por lo que el Estado garantizara una justicia gratuita, accesible, imparcial, transparente, autónoma, independiente, responsable, equitativa y expedita, sin dilaciones indebidas, sin formalismos o reposiciones inútiles”.

Por otra parte Conde también fue salvajemente golpeado y apuñalado en la pierna izquierda sin recibir la atención médica necesaria hasta después de 9 días de su privativa de libertad, recibiendo la atención gracias a la denuncia formulada por el Defensor del Pueblo Tarek William Sabb en el programa Entrevista Venevisión el pasado lunes 19 de septiembre.

Muestras de apoyo al líder caraqueño

Con la etiqueta #LibertadParaCarlosNoMasAbusoPolicial, los barristas del Caracas iniciaron una campaña para dar a conocer los sucesos ocurridos en Anzoátegui y desmentir los delitos de los que se le acusa a Conde, recibiendo muestras de apoyo tanto de Los Demonios Rojos como de la opinión pública en general.

En los últimos partidos del Caracas Futsal Club, se vio un “trapo” que exige la liberación de “Avo” como es conocido entre sus pares del Rojo, así como un cantico por parte de la barra exigiendo su pronta liberación.

caracas-fc-5
Foto: Carlos Castellanos

Por último, la Barra del Caracas FC espera obtener pronta respuesta ante las denuncias formuladas y pueda darse la liberación de Carlos Conde, así como encontrar y castigar a los responsables de estos hechos que mancharon el fútbol venezolano.

DesdeLaPlaza.com/Alejandro Colmenares