Desde La plaza » Columnistas » De lecturas y placeres » ¿Escribir bien? ¡Muy importante!

¿Escribir bien? ¡Muy importante!

Estamos en el mundo de la imagen. Tenemos la mala costumbre de juzgarlo todo por medio de un solo sentido: la vista.

Mujeres de labios gruesos que los quieren engrosar aún más, así como hombres que harían lo que fuera necesario por engrosar más sus billeteras, sin importar a quién se llevan por delante. Tacones altos, traseros inyectados, cabellos injertados, carros último modelo, bíceps perfectamente dibujados. Más, siempre más. Mejor, siempre mejor.

Pues, entérense de algo, escribir bien también es importante.

Gonzalo Andrés Muñoz, dueño de la cuenta de Twitter @0rtografia (esa que tanto nos enseña en 140 caracteres), que ya cuenta con 2.9 millones de seguidores, no se cansa de repartirnos lecciones. Ahora, en formato libro, reúne sus más prácticos consejos, se muda de lo 2.0 para adueñarse de la lectura tradicional.

Si bien es cierto que mucha gente hace caso omiso de las reglas ortográficas, muchos dicen incluso que eso de escribir bien es asunto de viejos o está pasado de moda, escribir bien dice mucho de nosotros. No todo se reduce a pechos perfectos y chocolaticos en el abdomen. “Nada dice más de una persona que su manera de actuar, pensar, hablar y escribir”, dice Gonzalo. Por eso, su libro se propone ser una guía práctica para que logremos expresarnos de la manera indicada.

¿Por qué es importante hablar y escribir correctamente?

Gonzalo nos lo dice:

–       Demuestra respeto hacia las personas a las que nos dirigimos.

–       Manifiesta respeto por nosotros mismos.

–       Evita malas interpretaciones del mensaje que queremos transmitir.

–       Indica nivel cultural.

–       Demuestra que nos sentimos orgullosos de nuestros conocimientos.

–       Consigue mayor atención por parte de nuestros interlocutores.

–       Escribir y hablar bien es gratis; no hacerlo puede costar un empleo, una nota baja o dejar de ser admirado por alguien.

–       La mala escritura es un enemigo silencioso; la gente lee lo que escribimos, detecta el error, piensa mal de nosotros, pero no suele decirnos nada.

Tal vez no resulte del todo emocionante cuidar con detalle nuestra ortografía o aprender de memoria un sinfín de reglas. Por eso es tan importante fomentar desde temprano el hábito de la lectura, porque nada ayuda más a la ortografía que leer siempre y leer de todo. “Todos debemos esforzarnos por escribir y hablar bien, y en especial por no dañar nuestro idioma, la razón de nuestra comunicación”, opina Gonzalo Andrés Muñoz.

El libro @ortografía es una buena oportunidad de refrescar nuestros conocimientos de forma divertida, porque se divide en dos partes: las reglas de rigor y el resumen de sus mejores tuits con consejos directos y breves. Son 2 mil tuits que nos ayudan y entretienen a la vez. También dedica una sección a los temas que presentan la mayor cantidad de dudas en la actualidad.

 Así que si se encuentran ese libro por ahí, no pierdan la oportunidad de llevarlo a casa, realmente vale la pena aprender y cuidar nuestro idioma en estos tiempos de redes sociales que parecen contagiar el desuso de las normas del buen hablante… y el buen escribiente.

 Te puede interesar: Internet: el gran agente transformador

Gipsy Gastello

@GipsyGastello

ggastello@gmail.com