Desde La plaza » RAÍZ » Guanare, capital espiritual de Venezuela, celebra 427 años de fundación

Guanare, capital espiritual de Venezuela, celebra 427 años de fundación

Foto: Alexander Perdomo

Hoy 3 de noviembre, Guanare la llamada capital espiritual de Venezuela por ser el hogar de Nuestra Señora de Coromoto, celebra 427 años de su fundación.

También conocida como Guanaguanare, fue fundada El 3 de noviembre de 1591, con el nombre de Espíritu Santo del Valle de Guanaguanare por el portugués Juan Fernández de León, quién llegó a Venezuela en 1564 y de inmediato se sumó a varias expediciones que dieron frutos como el descubrimiento de los yacimientos auríferos de las Minas del Señor San Juan, La Platilla y Tiznados, que hoy se conocen como San Juan de los Morros, en el Estado Guárico.

Guanare, la ciudad más grande del estado Portuguesa, es reconocida por albergar a la patrona de Venezuela, Nuestra Señora de Coromoto, por lo que es considerada la “capital espiritual” del país.

Hogar de la patrona de Venezuela

Cuando se fundó el pueblo de Guanare en 1591, los indígenas Cospes que habitaban en la región, huyeron hacia la selva en el norte de la localidad. Esto dificultaba la evangelización que la Iglesia católica había emprendido. La aparición de la Virgen ocurrió en la selva a la que habían huido los nativos, el 8 de septiembre de 1652.

Según la tradición oral, la Virgen María se le apareció al Cacique de la aldea Cospe y le pidió que él y su tribu se bautizaran. Varios indígenas se convirtieron y se bautizaron, pero no el cacique, debido a que no se sentía a gusto, pues ya no era el jefe.

Representación de la aparición de la Virgen María al Cacique Coromoto
Representación de la aparición de la Virgen María al Cacique Coromoto

El nativo Coromoto huyó, y la Virgen se le apareció otra vez, Coromoto enceguecido por la ira, alzó su brazo para agarrarla y desapareció.  La aparición se materializó en una estampilla hecha de fibra de árbol que se venera hoy día en el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto.

Esto sumado al atractivo de las llanuras venezolanas, la deliciosa carne en vara y su variedad de quesos frescos y la amabilidad de los guanareños hacen de esta ciudad un sitio atractivo para venezolanos y extranjeros.

Desde La Plaza/Agencias/COM