Desde La plaza » RAÍZ » Mukumbarí, el teleférico más alto del mundo con sello venezolano

Mukumbarí, el teleférico más alto del mundo con sello venezolano

Como Mukumbarí fue bautizado el nuevo Sistema Teleférico de Mérida. Mukumbarí porque deriva del vocablo indígena que hace referencia a la imponencia del Parque Nacional Sierra Nevada y significa “Donde nace o se posa el sol”, y nuevo porque del proyecto original concebido en la década de los 50 solo quedan los nombres de las estaciones.

Esta obra que ejecuta el Gobierno venezolano de mano de la empresa Doppelmayr, convertirá este sistema de transporte turístico en el más alto y segundo más largo del mundo. Contará con 12,5 kilómetros de trayecto, alcanzando una altura de 4.765 metros sobre el nivel del mar, lo que permitirá a los visitantes desde la última Estación Pico Espejo, observar el Pico Bolívar, el más alto de Venezuela.

Su inauguración total está prevista para este 2016 cuando se espera se reciba a más de 500.000 visitas por año entre turistas nacionales e internacionales. Antes del cese de operaciones en el año 2008, constituía el principal atractivo turístico de la ciudad de Mérida, por lo cual su inminente apertura consolidará este estado andino como uno de los de mayor tráfico turístico de Venezuela.

Hacia una nueva construcción

Fue en el año 2010 cuando el Estado venezolano firmó acuerdos con la empresa internacional Doppelmayr, líder del sector, para la construcción del moderno teleférico. Ya para el año 2008 un grupo de expertos liderado por el suizo Hily Manz había determinado que los cables portadores de las cabinas estaban a punto de cumplir 50 años, es decir el límite de su vida útil por lo cual se decidió el cese de las operaciones.

Esta empresa de la mano de Venezolana de Teleféricos (Ventel) inició la travesía de la construcción del moderno sistema bajo condiciones climáticas adversas. Además, se prosiguió al desmontaje de las antiguas estructuras para dar paso a la obra de ingeniería que tiene un valor estimado de inversión de 200 millones de dólares.

En abril de 2015 el Gobierno Nacional presentó la primera estación “Barinitas”, ubicada en la parte baja del sistema, cercana a la Plaza las Heroínas, la cual sirve como ventana para los visitantes que quieren conocer el nuevo sistema. Esta estación sólo en 2015, de acuerdo a informaciones del Ministerio del Poder Popular para el Turismo develadas en el mes de enero de 2016, recibió a aproximadamente 500 mil visitantes. El restante de las estaciones son La Montaña, La Aguada, Loma Redonda y Pico Espejo las cuales suman en total 12,5 kilómetros de recorrido.

Apuntando hacia lo alto

En el mes de diciembre la ministra de turismo, Marleny Contreras, inspeccionó los avances del teleférico y señaló que para el primer trimestre de 2016 sería entregada la obra en su totalidad. Durante la inspección constató el avance de las obras civiles que van desde la colocación de cerramientos verticales en cada estación hasta la colocación de las piezas del piso de las estaciones.

Son 5 las estaciones que conforman los 4 tramos del nuevo sistema teleférico de Mérida. La Estación Barinitas se ubica a 1.577 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m,) la Estación La Montaña a 2.436 m.s.n.m, la Estación La Montaña 2.436 m.s.n.m, la Estación La Aguada a 3.452 m.s.n.m, la Estación Loma Redonda a 4.045 m.s.n.m y La Estación Pico Espejo a 4.765 m.s.n.m.

El sistema electromecánico funciona a la perfección, las cabinas están operativas y se han realizado diversas pruebas para observar la seguridad y fuerza de todo el sistema en conjunto. Se tiene un aproximado de avance de la obra de 98%.

Una experiencia diversa

Una de las innovaciones del nuevo sistema teleférico es que contará con más de 60 atracciones a lo largo de las estaciones. Anteriormente el concepto impulsado en el proyecto de 1952 contemplaba solo el ascenso entre una estación y otra.

La visión del nuevo sistema es que a través de las bondades naturales que ofrece el Parque Nacional Sierra Nevada, el turista pueda deleitarse con un sinfín de actividades que van desde el senderismo hasta la observación de aves.

En el mes de noviembre el Instituto Nacional de Parques (Inparques) valoró un total de 57 emprendimientos turísticos que serán disfrutados por los visitantes en la inminente apertura del sistema teleférico. En los emprendimientos están incorporadas las comunidades aledañas al sistema que ofrecerán a los visitantes ventas de dulces tradicionales, paseos a caballo, alojamientos, la práctica de deportes, todo concebido bajo un esquema de bajo impacto ambiental.

Gunther Blankenhorn, hotelero del páramo de La Culata destacó el valor positivo que para el turismo regional traerá la apertura del nuevo sistema teleférico “ya que como merideño veo con mucha ilusión y expectativa este proyecto que sé que se ha hecho en conjunto con otras instituciones. He sido testigo que se ha realizado una inversión alta en turismo y estoy muy emocionado porque sé que cada vez se están acercando más su apertura”.

En este sentido, manifestó que la obra será de gran impacto “porque conlleva al incremento de turistas a la ciudad no solamente en temporada como carnaval, semana santa, navidad y los primeros días de enero que es cuando más gente viene, sino también en cualquier época del año”.

Por su parte, Jefferson García, habitante de la ciudad de Mérida, señaló que esta obra “sin lugar a dudas será la más importante de Venezuela y Latinoamérica. Seremos el primer país en construir el teleférico más alto, largo, moderno y seguro del mundo. Los valores que engloban la marca Mukumbarí se basan en la mística de cada uno de las más de 2000 personas que han trabajado en la obra”.

El teleférico fortalecerá la economía regional y nacional ya que permitirá el funcionamiento del sistema teleférico más moderno del mundo a la par de la incorporación de experiencias de turismo rural comunitario, de naturaleza, de deportes extremos y naturaleza. Además exhibirá una de las maravillas naturales de Venezuela como lo es el Parque Nacional Sierra Nevada. 

 DesdeLaPlaza.com/