Desde La plaza » RAÍZ » Paradura del Niño, una tradición navideña de los Andes venezolanos

Paradura del Niño, una tradición navideña de los Andes venezolanos

Desde el 25 de diciembre y hasta el 2 de febrero, Día de la Candelaria,  miles de hogares venezolanos celebran con devoción la Paradura del Niño, una tradición de los Andes venezolanos que gracias a sus alegres cantos, rezos y coplas al Niño Dios ha trascendido a otras partes del país.

Leer más: ¿Sin planes para este viernes? Disfruta de las actividades que Caracas ofrece este 25 de diciembre

Con esta tradición, se cumple una promesa ofrecida al Niño Jesús o se adora la figura del Santo Niño a través de un ritual que consiste en “parar” al niño del pesebre y trasladarlo en un recorrido por la vivienda de quienes deciden cumplir con esta tradición, que cuenta con la participación de una o más parejas de padrinos, un rezandero, músicos, cantores, devotos e invitados en general, refiere fuentes sobre historia tradicional.

La fiesta incluye actos ceremoniales, como son el paseo, beso, adoración y paradura del niño, lo cual es acompañado por cantos, generalmente entonados a dos voces, con instrumentos de cuerda como el violín, el cuatro y la guitarra.

Entre los cantos se estila el de coplas, romances y décimas para los momentos místicos, y el de aguinaldos y parrandas para el paseo y momentos de jolgorio.

Durante los jolgorios es común compartir entre los asistentes una comida especial, típica de la región y con variedad de sabores, acompañado de bizcochuelo, vino y ponche de crema junto con el postre realizado con dulces criollos como el arroz con leche, el quesillo, entre otros.

DesdeLaPlaza.com/AVN/COM