Desde La plaza » RAÍZ » Rómulo Gallegos tomó posesión presidencial tal día como hoy

Rómulo Gallegos tomó posesión presidencial tal día como hoy

Rómulo Gallegos resulta electo Presidente Constitucional de Venezuela, en las elecciones realizadas el 14 de diciembre de 1947. Con el triunfo electoral de Gallegos  se cierra la fase de gobierno de facto que se inicia el golpe de Estado al presidente Isaías Medina Angarita, el 18 de octubre de 1945.

Rómulo Gallegos tomó posesión de la Presidencia el 15 de febrero de 1948, presentando su promesa de ley ante el Congreso Nacional. En su discurso de toma de posesión, alertó al país acerca de los problemas ecológicos causados por la tala y la quema indiscriminada de vegetación.

Leer también:  Se cumplen 452 años del nacimiento del padre de la astronomía moderna, Galileo Galilei

En esa ocasión, se realizó en Caracas un notable Festival Folklórico, organizado por el escritor Juan Liscano. A pesar del prestigio y respeto de que gozó Gallegos como hombre de letras y como educador, así como de la importancia que el país supo acordar al proceso democrático que se desarrollaba, la agitación política no cesó durante los pocos meses que duró su gobierno.

Aun antes de tomar posesión Gallegos, el 2 de febrero, el gobierno informó sobre el intento de un grupo de venezolanos de bombardear a Caracas con aviones procedentes de los Estados Unidos, los cuales se abastecieron en Nicaragua, con el propósito de impedir el acceso al poder del presidente electo.

Dentro del país, se registraron hechos de violencia política como el estallido de bombas en la sede de Acción Democrática en Caracas, el 18 de mayo de 1948 y un atropello policial contra Rafael Caldera, el 20 de mayo del mismo año, al serle lanzadas 6 bombas lacrimógenas contra su vehículo a la salida del Congreso.

Durante el período de Gallegos, el 20 de marzo de 1948, es transformado el Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI) en partido político; avanza significativamente el proceso de sindicalización; se fortalece la Confederación de Trabajadores de Venezuela y se incorpora el campesinado a las luchas políticas y sindicales, provocando temor en algunos sectores económicos del país. El 19 de octubre de 1948, Gallegos pone el Ejecútese a la Ley de Reforma Agraria y a una ley relativa al enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos.

En materia de política exterior, Venezuela estrecha lazos con la Unión Panamericana y, en marzo de 1948, tiene destacada participación en la Conferencia de Estados Americanos en Bogotá, donde Rómulo Betancourt encabeza la delegación en la tarea de transformar la Unión Panamericana en la Organización de Estados Americanos (OEA).

En noviembre de 1948, sobre todo después de haber puesto Gallegos, el día 12, el Ejecútese a la ley denominada fifty-fifty, la cual afectaba a las empresas petroleras transnacionales, se multiplican los rumores de un golpe de Estado y se implica a Delgado Chalbaud en la conspiración. El día 19, Delgado Chalbaud pide ser recibido por Gallegos, junto con Marcos Pérez Jiménez y Luis Felipe Llovera Páez, presentando un pliego de peticiones en el cual, entre otras demandas, condicionan la lealtad de las Fuerzas Armadas al gobierno a la salida del país de Rómulo Betancourt. No obstante, Gallegos desvirtúa los insistentes rumores.

Sin embargo, el 20 de noviembre, procede a suspender las garantías constitucionales; el 24 renuncia el gabinete para facilitarle su reorganización; pero ya era tarde, pues la conspiración estaba en marcha y, desde el Ministerio de la Defensa, cuyo titular era Delgado Chalbaud, se había dado la orden a las Fuerzas Armadas para que actuaran.

Gallegos es detenido al igual que sus ministros, el mismo 24 de noviembre en la mañana y, en la tarde, se anuncia la constitución de una Junta Militar de Gobierno formada por el teniente coronel Carlos Delgado Chalbaud, quien la presidía y era acompañado por los tenientes coroneles Marcos Pérez Jiménez y Luis Felipe Llovera Páez.

Mientras estaba preso en la Academia Militar, el presidente Gallegos redactó un Manifiesto a la Nación, cuyo manuscrito entregó el 2 de diciembre a Humberto García Arocha, y que fue luego multigrafiado para ser distribuido clandestinamente.

“…Abandono el país bajo la presión de las Fuerzas Armadas… no he renunciado a la Presidencia de la República a que me llevó el voto del pueblo…”.
El 5 de diciembre, a Gallegos se le expulsaba del país junto con su familia.


DesdeLaPlaza.com/NV/MB