Desde La plaza » RAÍZ » Urbania » Aprovecha la energía de San Miguel Arcángel en su santoral

Aprovecha la energía de San Miguel Arcángel en su santoral

San Miguel es el arcángel del los ángeles. Se representa con armadura de general romano, amenazando con una lanza o espada a un demonio o dragón. Este martes 29 de septiembre se celebra su santoral, por eso te presentamos una variedad de rituales para multiplicar las buenas energías de este protector que destruye con su espada las malas vibras.

Protección del hogar

Si tienes una imagen de San Miguel Arcángel de cualquier tamaño, tipo o material, incluso una estampita, colócala en un lugar visible e importante de tu casa, preferiblemente en donde sientas que está el centro energético de tu hogar.

Protección de los hijos

En una mesa se deben colocar un cuarzo azul, un vaso con agua y una cucharadita de sal marina. Luego deben cerrarse los ojos, concentrarse y colocar el cuarzo en el vaso con agua, agregar la cucharadita de sal marina y leer con fe la siguiente oración:

“San Miguel Arcángel, que trabajas para el resplandor de la verdad, que tu protección permanezca en mi hijo; la recibiré como un privilegio siempre respetándote. Permite que mi hijo camine siempre con dignidad. Aparta de él (o ella) las ideas perversas, hazlo amigos de todos, que sepa discernir, comprender y nunca juzgar. Ayúdale contra los enemigos materiales o espirituales, conscientes o inconscientes, y expúlsalos, pues la verdad es tu signo. Permítenos que su intuición sea como una espada para darle protección. Aparta de él a las personas que quieren inducirlo a errores. Haz que mi hijo un mensajero fiel de la verdad suprema. ¡Salve Príncipe Miguel! Amén”.

Luego de esta invocación mantén el agua por una semana y posteriormente derrámala en un jardín o un parque lejos del hogar. Puedes conservar el cuarzo en el sitio donde se efectuó el ritual para recordar la promesa.

Amor y dinero

Lo primero que debe hacerse es utilizar una vela de acuerdo a la protección necesitada

Azul: problema existencial de luchas y conflictos, amorosos o monetarios.

Rojo:  bloqueos espirituales.

Dorado: activar prosperidad y economía.

Una vez seleccionado el color de la vela se debe  utilizar un vaso con agua,  incienso de vainilla, flores de tu elección y una imagen o estampita de San Miguel Arcángel.

Primero se toma la vela y se lava con agua del grifo pidiendo que se limpie, corte y libere la energía. Luego se debe pasar la vela por todo el cuerpo invocando a San Miguel Arcángel que corte y libere cualquier energía que no sea de luz, paz y amor.

Después con el dedo pulgar de la mano izquierda  y se hace una  rayita en la mitad de la vela con  la uña en sentido de las agujas del reloj, se pide con mucha fe y convicción lo que  se quiere lograr en armonía y paz para todo el mundo.

Se prende la vela, el incienso y se purifica el ambiente haciendo círculos al sentido de las agujas del reloj, pidiendo al Arcángel Miguel que nos proteja y nos ilumine, en este su día.

Recuerda que mientras se haga con fe todo saldrá bien.

DesdeLaPlaza.com/COM