Desde La plaza » Columnistas » La alquimia del Chef » Producción de leche y sus derivados  

Producción de leche y sus derivados  

Se sabe que en nuestro país hay cultura del consumo de lácteos, no solo leche, sino sus derivados, los quesos frescos, dulcería, yogures, arequipe, entre otros, pero también hay una cultura muy grande de consumir derivados lácteos importados, que si el queso uruguayo, que si el holandés, el parmesano, la dulcería de leche que viene de Colombia, en fin como siempre, le damos más cancha a lo que viene de afuera que a lo nuestro.

También se ven empresas nacionales que bien si no importan producción de otros países, se dedican a copiar los productos de otras culturas, y entonces es donde vemos los quesos tipo algo, por ejemplo, queso amarillo tipo Edam, o queso azul tipo Roquefort, entre muchos otros.

Leer además: Más que cocina, una filosofía de vida (+Receta)

La industria láctea del país debe empezar a generar productos auténticos, no solo los propios de cada región los cuales son una delicia, sino la creación de derivados lácteos que puedan cubrir el mercado sin necesidad de imitar, con una visión más nacional y con una calidad controlada.

En el mercado pudieran haber por ejemplo quesos frescos como palmito, pero con sabores agregados en su preparación, obvio sabores naturales, imaginen un queso palmito que tenga sabor a ají dulce, o a romero, por decir algo, un queso telita o de mano con trazas de dulce de parchita, o de guayabas, por mi mente pasan infinidad de sabores y recetas que pudieran presentarse en el mercado.

Tenemos una oportunidad infinitamente grande en este momento en el país, las grandes empresas que nos sabotean están dejando espacios abiertos en nuestros anaqueles, que deben ser cubiertos por nosotros mismos antes de que ellos se vuelvan a posicionar.

Liberación de la imposición con organización

Es el momento justo donde la producción nacional puede crecer sin que el grande ocupe todos los espacios y no deje para nadie, es la oportunidad de oro de nuestro país, nos hemos liberado de las transnacionales y de la imposición de sus productos, marcas y culturas, es el momento de posicionar nuestros productos, nuestras ideas y lo que somos capaces de crear, es el momento perfecto para sacar adelante la nueva cultura venezolana, y ser productivos ideando cosas nuevas con lo que tenemos aquí.

La empresa láctea nacional, debe empezar a organizarse para determinar estándares de producción y de productos, procesos y procedimientos que permitan organizar a todos los productores de leche y sus derivados con criterios de calidad total, calidad de exportación, hay que generar una ruta para que los productores se plieguen a seguir una guía que les permita alcanzar un objetivo común, y ese objetivo debe ser ofrecer productos nuevos, creativos y excelentes para el consumo de la población en general.

Soñar con lo nuestro

Un día soñé que Jají (pueblo lechero del estado Mérida)  podía ser un pueblo cuyo atractivo turístico fuese la producción de derivados lácteos, bombonería de leche, producción de quesos madurados y frescos con recetas creativas, que el visitante podría salir con la maletera del carro llena de productos de Jají.

Soñé que este pequeño pueblo se hiciera conocer en el mundo por la calidad de sus productos, lo que llaman denominación de origen controlada (DOC) es decir que lo que lleve una etiqueta que dice Jají sea reconocido como producto lácteo de alta calidad en cualquier parte de Venezuela o del mundo, sin importar qué productor de la zona lo haga, que se manejasen estándares de producción y una meta común para que entre todos los productores, desde el más pequeño hasta el más grande pudieran trabajar con un mismo fin, hacer de Jají un pueblo referencia en la producción de derivados lácteos, este sueño se pudiera también expandir para todo el territorio nacional, por diferentes regiones productoras de leche.

Jersey de Venezuela

Hace una semana se fundó legalmente ASOJERSEY-VENEZUELA (ASOCIACION DE PRODUCTORES Y CRIADORES DE LA RAZA JERSEY DE VENEZUELA) que reúne a más de 60 productores de todo el país que manejan esta raza de ganado, que tiene unas particularidades específicas en la leche que producen.

Rendimiento

Es una leche con mayor calidad para la elaboración de quesos, que brinda mayor rendimiento a la hora de transformar leche en quesos o cualquier derivado lácteo, ellos se han conformado en asociación con la finalidad de establecer un sistema de reproducción de la raza que ellos manejan y de producción de los productos que nos ofrecen, buscan establecer los estándares antes mencionados, crear la Apelación de Origen Controlado (AOC) y la Denominación de Origen Controlado (DOC) de sus productos, y elevar el criterio para mejorar procesos y perfeccionar la raza de sus animales, adaptada a las necesidades de nuestra geografía y nuestro requerimientos de consumo.

Esto es un paso importante para la soberanía alimentaria de nuestro país, pues hay gente organizándose que no aspira sacar provecho de un gobierno sino aportar algo a su país, puede que haya otras asociaciones que se hayan conformado, que las componen apenas pequeños grupos de productores y que sus únicas aspiraciones son conseguir que papá gobierno les financie, les de dinero.

Ese  tipo de organizaciones ya deben transformarse y plegarse a grandes iniciativas como esta nueva ASOJERSEY-VENEZUELA, debemos juntarnos todos con un mismo fin, elevar la producción de alimentos para el consumo de nuestro pueblo, haciéndolo con criterios de altísima calidad y sin esperar que sea el estado el que nos haga ricos.

Ojalá algún día en la carreteras de nuestro país se vean más dulces de leche fabricados por nosotros que traídos de nuestro vecino país, ojalá algún día en nuestros supermercados se vean más quesos con etiquetas venezolanas que con registros de importación, ojalá que algún día el venezolano empiece a apoyar la producción nacional, desde su corazón para que la industria de producción nacional tenga una razón de ser, de existir y de quedarse a ocupar los espacios que por derecho le pertenecen.

DesdeLaPlaza.com / Rómulo Hidalgo