Desde La plaza » CONTENIDOS ESPECIALES » Entrevista » ¿Te gustaría descubrir las mentiras? Experta revela cómo hacerlo en seis claves

¿Te gustaría descubrir las mentiras? Experta revela cómo hacerlo en seis claves

Seamos sinceros, todos en alguna ocasión hemos deseado tener la habilidad de saber si nos están mintiendo.  Rita Karanauska, puede hacerlo, por lo que es considerada una experta en comunicación no verbal. Por lo que decidió publicar un libro donde revela todos sus secretos, titulado “Cazamentiras”, en el que explica las técnicas que utiliza para descubrir engaños.

En una entrevista con Infobae, Karanauska explicó que su tarea es identificar posibles señales de engaño, que luego hay que validar con evidencia adicional. El lenguaje corporal o los gestos del rostro pueden contradecir lo que se está afirmando verbalmente. De allí, la importancia de no quedarse sólo con las palabras, si no analizar la situación y la actitud en conjunto.

Pero, ¿cuáles son las señales de alerta a las que hay que estar atentos para detectar una mentira? A continuación, Karanauskas las revela:

1. Evasivas en la respuesta

“¿Comiste las galletas que dejé esta mañana en el plato? Una respuesta honesta sería: “Sí, me las comí”, o “No, no me las comí”. Cualquier respuesta diferente se considera una señal de alerta. Por ejemplo: Una respuesta no honesta es típicamente evasiva: “¿Galletas? ¿Cuáles galletas?”, “¿Qué estás pensando de mi?”, “¿Por qué piensas que fui yo la que se comió las galletas?” o “¿Ehhhh?… hmmmm”.

2. Tiempo de respuesta

“¿Te llamas Soledad?” El tiempo de respuesta a ésta pregunta debería ser mínima, teniendo en cuenta que es una pregunta simple y lógica, que no exige esfuerzo de memoria o pensamiento. Si esto no sucede, se considera una señal de alerta, por ejemplo, en el caso de una persona con varias identidades.

“¿Cómo te ves dentro de 10 años?” En cambio, ésta pregunta no debería tener una respuesta inmediata ya que exige un proceso de pensamiento y reflexión de por medio. En este caso, una señal de alerta es, al contrario del caso anterior, recibir una respuesta inmediata.

3. Variaciones en la voz

La persona suele acelerar el ritmo de sus palabras y bajar la voz en el momento en el cual está mintiendo. Inclusive, hasta puede taparse la boca con sus manos.

4. Lenguaje corporal que contradice las palabras

Un ejemplo: “¿Vas a ir a la fiesta?” Las palabras dicen sí, pero la cabeza “dice” no.

5. Cambios súbitos en el lenguaje corporal

Cuando una persona está relajada tiene un lenguaje corporal que le es propio, esto se llama línea base. Por ejemplo, el individuo se sienta de forma relajada, con los brazos cruzados, y hace contacto visual. Supongamos que le pregunto:”¿Tú sabes en dónde está el contrato que dejé anoche sobre el escritorio?”. De forma inmediata, la persona cambia completamente su postura corporal: se rigidiza, abre sus brazos, se acomoda en la silla y baja la mirada. Esto sucede de forma muy rápida y no más de 4 segundos después del estímulo o pregunta amenazante. Por ello, se considera que es una señal de alerta.

6. El lenguaje corporal no es congruente con el sentimiento

Por ejemplo, alguien dice estar triste, pero su tono de voz es demasiado fuerte, habla demasiado rápido, su caminar es veloz, sus palabras son demasiado positivas: todas estas manifestaciones no son propias de alguien que manifiesta un sentimiento de tristeza.

Desde La Plaza /Infobae /ABD

Etiquetas