Desde La plaza » RAÍZ » ciencia » Un gran huevo para un pequeño dinosaurio de caderas anchas

Un gran huevo para un pequeño dinosaurio de caderas anchas

Asignar los huevos que se encuentran en las excavaciones a un dinosaurio o un grupo de dinosaurios concreto es una tarea extremadamente complicada para los paleontólogos.

La ausencia de huesos en los nidos que puedan corresponder a los progenitores y la bajísima probabilidad de que se conserven restos embrionarios en el interior de los huevos que ayuden a su identificación hace que en escasas ocasiones se pueda relacionar un determinado huevo con el dinosaurio que lo puso. Esto ha llevado a diseñar un sistema de nomenclatura propio para los huevos, en el que se utilizan conceptos como “oogénero” y “ooespecie” para clasificarlos.

Struthiosaurus1

“Lo más intrigante del hallazgo es que en el periodo en el que aparece Cairanoolithus no había hadrosaurios en Europa”, explicó Sellés
Cairanoolithus es un oogénero descubierto y descrito a principios de los años 90. Su nombre hace referencia al primer lugar del mundo donde se encontró, un yacimiento cercano a La Cairanne, municipio al sureste de Francia. Posteriormente se ha identificado en un total de 25 yacimientos distintos.

Los huevos Cairanoolithus tienen entre 72,2 y 71,4 millones de años, son de gran tamaño –miden más de 15 cm de diámetro– y tienen una forma redondeada. Estas características son típicas de los huevos de los saurópodos, los grandes dinosaurios herbívoros, con largos cuellos y colas, grupo al que tradicionalmente se habían asociado.

En un artículo publicado en la revista Historical Biology, paleontólogos del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) han estudiado la microestructura de la cáscara de Cairanoolithus y los resultados descartan esta asignación. “Al microscopio observamos una superficie lisa y un sistema de poros propio de los huevos de los ornitisquios, no de los saurópodos”, comenta el investigador Albert G. Sellés.

Los ornitisquios son un grupo de dinosaurios muy diverso que incluye formas tan conocidas como elTriceratops o el Iguanodon. En los yacimientos europeos , los restos más abundantes de ornitisquios pertenecen al grupo de los hadrosaurios. “Lo más intrigante del hallazgo, sin embargo, es que en el periodo en el que aparece Cairanoolithus no había hadrosaurios en Europa”, explicó Sellés. Entonces, ¿a quién pertenece este huevo?

Desde la Plaza/SINC/AMH